ronaldmendizabal

EL HOMBRE FUERTE DE LA ECONOMIA BOLIVIANA

In Uncategorized on mayo 25, 2010 at 1:09 am

(Tomado del Semanario Nueva Economía, del 30 de marzo al 05 de abril de 2010)

Por Ivone Juárez Zeballos
La revista América Economía lo calificó como uno de los 10 mejores ministros de economía de Latinoamérica. No conoció a Evo Morales hasta el día de su posesión, el 23 de enero de 2006, pese a que fue uno de los autores del plan de gobierno del MAS para las elecciones 2005. Ésta es la historia de Luis Arce.

——————————————————————————–

La llamada
¿Puedes ser Ministro de Hacienda?- le preguntó “una voz” en el teléfono a Luis Arce Catacora antes de la media noche del domingo 22 de enero de 2006. Ese 22 de enero había sido de televisión para el actual Ministro Hacienda porque desde su casa había seguido por la ”caja mágica” la posesión en Tiwanacu del primer Presidente indígena de Bolivia: Evo Morales.

Su interés en ese episodio nacía del hecho de que en las aulas del Post Grado en Ciencias del Desarrollo (Cides) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y en las horas libres que le quedaban de su trabajo en el Banco Central de Bolivia (BCB), junto a su grupo Los Duendes y Comunidad de Álvaro García Linera, había participado activamente en la elaboración del plan de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) para las elecciones de 2005, las cuales resultaron enormemente favorecedoras para el instrumento político.

Arce también había elaborado la agenda de negociación de financiamiento externo que el Presidente electo de Bolivia, Evo Morales, se llevó a su gira por el mundo, antes de su posesión del 22 de enero.

Una decisión inmediata
“Yo sabía que la decisión tenía que tomarla inmediatamente. Decir sí o no era en el acto. Decidí aceptar el reto”, revela el Ministro de 46 años al referirse a la respuesta que le dio a “esa voz” en el teléfono que el 22 de enero le convocó a ser parte del primer gabinete de ministros del gobierno de Evo Morales.


“Me citaron para el día siguiente, a las 08.00, en la Contraloría. A las 08.30 tenía que estar en Palacio. A las 08.00 estuve en la Contraloría y llené mi Declaración Jurada de Bienes. Fuimos a Palacio. Carlos Villegas entró conmigo. Nos llevaron al salón, donde ahora se reúne el gabinete. Nos sentamos y entró Evo. Fue la primera vez que estreché su mano porque no nos conocíamos personalmente”, continúa Arce.

Esa reunión fue el escenario en que algunos de los miembros del flamante gabinete recién se conocieron. Ante Evo, uno a uno se fue presentando. El Presidente recién posesionado veía por primera vez, por ejemplo, a Walter Villarroel, cooperativista minero que fue Ministro de Minería, y a Walker San Miguel, el ex Ministro de Defensa.

Tras esa presentación rápida, todos bajaron al hold del Palacio de Gobierno para ser posesionados.

Duendes y Comunidad
El ahora hombre fuerte de la economía boliviana recuerda como una anécdota que nunca podía participar en las reuniones que el grupo Comunidad y Los Duendes tenían con Evo Morales para evaluar el plan de gobierno que se estaba construyendo porque siempre coincidían con sus horarios de trabajo en el BCB. Se enteraba de las novedades y de las nuevas instrucciones a través de Carlos Villegas, actual presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Villegas, junto al ahora Vicepresidente Álvaro García Linera y otros personajes que acompañan a Evo Morales en su gobierno, habían formado desde 1995, aproximadamente, el grupo Comunidad que en sus primeros años se dedicó a plantear el fin del neoliberalismo. Por su lado, desde su grupo del Cides-UMSA Los Duendes, Arce planteaba junto a sus compañeros opciones a ese sistema que – a decir del Ministro – entraba en decadencia.

Enseñando y aprendiendo de Evo

El Presidente Morales es un hombre de pueblo que – como él mismo admite en público – nunca soñó ser el Primer Mandatario de Bolivia. En ese sentido, la pregunta inevitable para Luis Arce es: ¿cómo hizo para explicar a una persona sencilla un tema tan complicado como es la economía, sobre todo la boliviana?

El Ministro responde que desde el principio se encontró con “un Presidente sumamente inteligente, una esponja que absorbía todo con gran facilidad”. Aunque, apelando a su experiencia docente, a las primeras reuniones con el Jefe de Estado Arce llegó con un lápiz y un papel para hacerse entender.

“Su ventaja (del Presidente) es que cuando uno le da un dato económico, inmediatamente lo relaciona con la vida sencilla que llevó y su experiencia. Eso ayudó bastante, porque cuando le daba esos mismos ejemplos entendía muy rápidamente”.

Uno de los debates “más duros“ que Arce habría tenido con el Presidente Morales fue el sostenido en 2006 sobre el primer incremento salarial del gobierno del MAS. En campaña, Evo había prometido un incremento del 100% a los trabajadores. Fue una discusión que comenzó a las 05.00 de la mañana, porque el Presidente discute las cosas importantes a esa hora.
“Era mi deber, por responsabilidad, explicarle al Presidente que eso (el incremento salarial) no era posible. Claro, con el gran corazón que él tiene hubiese querido hacerlo, como muchas cosas que quisiera hacer, pero está la restricción real del Presupuesto y recursos que tenemos. Le expliqué los efectos que esa medida (del incremento) podría tener para el Tesoro, la inflación y el empresariado privado (…) Carlos Villegas me ayudó a explicarle que eso no era posible y que lo racional era ese 14% que implementamos. Ahí me di cuenta que tenía en frente un Presidente muy responsable e inteligente, pero que, sobre todo, equilibraba su deseo con la realidad”.

“Los alumnos salen mejor que el profesor”

El día que Arce, profesor universitario de Economía Monetaria de la UMSA, sintió mayor orgullo por el Presidente Morales fue cuando en el hall del Palacio de Gobierno escuchó que el Primer Mandatario hablaba a los periodistas utilizando cifras.

“Empezó a hablar como estadista. Me quedé fascinado porque habló de economía con toda propiedad. Manejó todo muy bien. Después de esa declaración, subió y me preguntó: ¿qué tal lo hice profesor? Le contesté que ¡excelente! porque los alumnos siempre salen mejor que el profesor. Y lo hizo muy bien. Desde ese día vi que manejaba cifras y datos. Particularmente me llena de orgullo trabajar con el Presidente”.

Evo Morales tiene una memoria extraordinaria para las cifras. Se le pone un gráfico a la vista y las cifras quedan grabadas en su memoria. Por eso – alerta el Ministro Arce – se tiene que ser sumamente cuidadoso y preciso al dar datos estadísticos al Primer Mandatario. “Por eso soy cuidadoso en las cifras que se le da, porque se le quedan en la memoria. Tiene una memoria auditiva producto de esa cultura de transmisión oral”.

Actualmente, en sus declaraciones ante los periodistas o en sus despliegues de comunicación “boca o boca” con los movimientos sociales y población en general, el primer hombre de Bolivia maneja las cifras sobre la inflación, reservas internacionales, etc.

Inflación, el peor momento

Para Luis Arce, el momento más difícil en estos primeros cuatro años de gobierno del MAS de dio a mediados de 2008, cuando se desató la inflación. El fantasma de un pasado económico espeluznante comenzó a rondar su mente: la hiperinflación en la época de la UDP (1982-1985), cuando el índice de inflación llegó a más del 8.000%
“Temíamos el desencadenamiento de algo similar; sin embargo, los conocimientos científicos que adquirí en la maestría que hice en Inglaterra nos ayudaron a controlar la inflación. Creo que no nos equivocamos porque los resultados son claros y hemos parado la inflación”.

“Nadie quería dar la cara”

“En ese momento duro nadie quería dar la cara por el gobierno. Cuando uno iba a la televisión la primera pregunta era ¿por qué subían los precios? Y ¿qué iba a hacer el gobierno? Yo di la cara e implementamos inmediatamente medidas con el Banco Central, los ministerios de Producción y Desarrollo Rural. Inventamos la Emapa e hicimos caminar a Insumos, lo que era el PL -480. Restringimos las exportaciones”, recuerda Arce.

El Ministerio de Desarrollo Rural comenzó a “inventarse” un indicador de precios al por mayor.

Se generó encuestas sobre precios adicionales a las que tenía el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se empezó a realizar “vigilancia” a algunos productores. “Realizamos hasta tareas policiacas para tener la información que el Estado necesita tener”.

La autoridad explica, hasta ahora, que no había fundamento para semejante nivel de precios que presentaba la economía boliviana en 2009.

“Eran expectativas exacerbadas por los medios de comunicación y los empresarios, porque los fundamentos de la inflación los teníamos controlados. Partí del conocimiento científico de que si los fundamentos están controlados ¿por qué había inflación? Eran otros los móviles. Entonces, comenzamos a investigar y tomamos las medidas que fueron cerrando el paso a la inflación y dieron los resultados que luego vimos”.

Otro momento delicado para Arce fue cuando la “media luna estaba dando el golpe cívico al gobierno” en agosto y septiembre de 2008. Se trataba de un problema político, pero el argumento de Santa Cruz, Beni, Pando, Chuquisaca y Tarija era económico: la redistribución de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

“Aparato de información”

“Uno no puede dejar de controlar ni un solo segundo la economía boliviana”, afirma el Ministro Arce al referirse a las lecciones aprendidas de los dos eventos mencionados.

En ese sentido, informa con satisfacción que desde 2006 montó tal “aparato de información” que a su despacho llega información permanente de todo el espectro económico boliviano para la toma de decisiones y aplicación de políticas.

Mensualmente remite al Presidente Evo Morales y al Vicepresidente García un compendio de variables económicas ejecutables para que de “una sola vista” se enteren de cómo está el país. El informe también puede ser semanal, de acuerdo a las variables.

El “grupo macro”

El área económica del gobierno de Evo Morales cuenta con un “grupo macro” en el que se encuentra el Banco Central y los ministerios de Economía y Planificación. Se reúnen todos los viernes para, semana a semana, evaluar todas las variables económicas, debatiendo qué es lo que se tiene que hacer para darle el rumbo adecuado a la economía boliviana.

“Esa es la llave del éxito”, afirma Arce.

Investigando y aprendiendo

El Ministro de Hacienda reconoce que al llegar al gobierno, la cartera que ocupaba no era muy de su conocimiento, sobre todo la parte fiscal, pero tuvo que aprender rápidamente, pues a la semana surgió el primer conflicto: el Lloyd Aéreo Boliviano (LAB).

“Me acuerdo que no sabíamos qué hacer. Buscábamos soluciones investigando. Investigando fuimos aprendiendo por nosotros mismos, porque acá nadie te enseña”.

“Nos equivocamos en muchas cosas”

Para Arce es una realización profesional inmensa el encontrarse ahora al mando de la economía boliviana porque participó en la concepción del germen del nuevo modelo económico, ayudó a armar la estructura y ahora comienza a ver los resultados.

“Ahora puedo decir que el modelo que concebimos entre varios fue llevado a cabo y vemos resultados que, creo, son positivos”, señala.

El Ministro reconoce que en el camino las equivocaciones no estuvieron ausentes.

“Nos equivocamos en muchas cosas. Por ejemplo, en que el modelo actuaría rápidamente y no fue así. Todo el 2006 estuvimos en la nacionalización de los hidrocarburos. No empezamos a cosechar lo que habíamos pensado porque había un muro inmenso que roer, pero poco a poco eso se fue aclarando y el modelo comenzó a funcionar. Era un viejo modelo que teníamos que desmontar para construir otro. La tarea era doble: desmontar y montar. En la parte teórica nosotros habíamos diseñado el montaje, pero nunca discutimos el desmontaje”.

En la práctica – dice Arce – se dieron cuenta de que existían leyes que no podían ser rotas y que existían estructuras establecidas que no podían ser deshechas de la noche a la mañana. Entonces, la salida era convivir con ellas.

Armador y arquero desde colegio

En el colegio fue bueno para las matemáticas. En el deporte resaltó como basquetbolista. Era el “armador” del equipo. Conoció a Marcelo Quiroga Santa Cruz, quien despertó su espíritu socialista. Sus padres no apoyaban su “inquietud” por el socialismo, pero sí su tío Serafín. En la universidad dosificó sus inclinaciones políticas. En los apasionados debates universitarios conoció a Alfredo Rada, Alejandro Almaráz y Ramiro Tapia. Carlos Villegas y Pablo Ramos fueron su tribunal de tesis. Su primer trabajo fue en Stege. Su segundo empleo lo consiguió en el Banco Central, donde trabajó 18 años y logró una beca para estudiar en Inglaterra. Los que recuerdan a Luis Arce Catacora niño tienen una primera referencia: “bueno para las matemáticas”. En su paso por la escuelita pública México, ubicada en la calle Ingavi de la ciudad de La Paz, Arce dejó su huella de excelente estudiante. Sus compañeros, como Victor Hugo Monasterios, Harold Veizares, Carlos Arteaga, que ahora trabaja en Lodebol, están orgullosos de su amigo de la primaria.

Arce recuerda entre nostalgia y orgullo a sus dos profesores de matemáticas favoritos: Bustillos y del Carpio, al que llamaban “El Coca Cola”. Ahora están jubilados. Al “profe Coca Cola” lo ve aún en los almuerzos de ex alumnos del Bancario.

Otro profesor que recuerda con admiración es al de Biología, que apellidaba Quispe. “Era sumamente exigente y eso me gustaba. En clases nos hacia leer una lección e inmediatamente nos tomaba un examen oral por puntos. Preguntaba y uno levantaba la mano. Si sabia la respuesta se ganaba puntos. Era una competencia muy sana”.

Durante la secundaria, que siguió en el Instituto de Educación Bancaria, también de La Paz, descubrió otra de sus grandes “pasiones”: el básquet. El Ministro Arce asegura que este deporte y las matemáticas marcaron el rumbo de su vida. Era el armador del equipo del Bancario, al que llevó a campeón en 1980. Era tan buen deportista que jugó en la primera de honor de Universitario hasta 1987, cuando comenzó a trabajar en el Banco Central porque “no podía trabajar y jugar”.

1979: la delgada línea socialista
Arce califica como otro episodio que marcó su vida la visita de Marcelo Quiroga Santa Cruz, líder del Partido Socialista (PS – 1), a su colegio. Fue en 1979. “Yo me quedé impresionado con su forma de hablar. Le comencé a hacer seguimiento y subía a la Pérez Velasco a escucharle. Así nació otra línea que marco mi vida desde el colegio: el socialismo”.

Su tío Serafín Cusicanqui, de ideología falanguista, fue el único que apoyó en sus “inquietudes” políticas de colegial y le prestó un libro de Oscar Únzaga. El primer texto que Arce leyó ”sobre política” fue Ciencia Política de Alipio Valencia Vega, que le dio un panorama de todas las corrientes ideológicas. Su paso por los libros lo llevó a hojear incluso “Mein Kemp” de Adolf Hitler. Quedó fascinado con “El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado” de Federico Engels. Comenzó a “descubrir” a Carlos Marx, al “Che” Guevara y a Fidel Castro.
“Esa fue la línea de mi lectura”, dice Luis Arce al evocar las horas de almuerzo en su casa, que se convertían en jornadas de intenso debate porque sus padres, ambos profesores de profesión, eran “conservadores” y en esos tiempos “comunismo era una mala palabra”. “Yo lo tomaba como cultura, porque nunca quise ser político”, aclara el ahora Ministro.

La UMSA, el PS-1, Rada, Alamaráz, Tapia…amente a Economía, estudió Contabilidad en el Instituto Bancario. También aprendía inglés y portugués.

En la UMSA se acercó más al PS-1. En los debates intensos que se tenía en esos tiempos entre universitarios conoció a dos jóvenes con los que más tarde volvería a encontrarse: Alfredo Rada, que militaba en el Partido Obrero Revolucionario (POR), y Alejandro Almaraz del Partido Comunista (PC).

La carrera de Economía de cinco años para Arce fue de cuatro, porque venció materias de forma paralela. Sin embargo, por su ocupación laboral, se tomó dos años para realizar su tesis sobre la política cambiaria en Bolivia, que defendió en 1989. Su tribunal estaba compuesto por personajes con los que también se encontraría más tarde: Carlos Villegas, Pablo Ramos y José Luis Pérez.

De Stege al Banco Central

El primer trabajo de Luis Arce fue en la fábrica de fiambres Stege (1984). Entró como auxiliar de Contabilidad. Duró cinco meses porque no se sentía “cómodo” en una empresa donde negaba a los trabajadores el derecho a la sindicalización.

En 1987 se sometió a una convocatoria pública del Banco Central de Bolivia (BCB), donde realizó toda su carrera profesional de 18 años, hasta 2006, cuando se convirtió en el primer hombre de la economía boliviana.

En esa entidad Arce logró una beca que le permitió graduarse de Master en Ciencias Económicas en la Universidad de Warwick de Inglaterra (1996-1997).

En 1983 Luis Arce tomó la carrera de Economía en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), cuando su test vocacional indicaba que tenía aptitudes para la medicina o la ingeniería. Paralel
Profesor de la UMSA

En 1990 decidió asumir la docencia. Comenzó en la carrera de Ciencias Políticas de la UMSA. Llegó a Director de Instituto de Investigaciones de Ciencias Políticas. En 1991 dio clases en su facultad: Economía. Dió la materia de Economía Monetaria hasta 2006, cuando dejó ese apostolado.

Sin embargo, en 2009 decidió retomar la cátedra ante su preocupación porque “docentes como Napoleón Pacheco, Alberto Bonadona y Fernando Untoja hacían afirmaciones sobre la economía boliviana cuando la realidad era otra. ¿Qué estaban enseñando? Una sola tendencia, porque todos los que éramos de izquierda, y dábamos un énfasis diferente a la cátedra, estábamos en función de gobierno. Comenzamos a retomar la cátedra y a abrir el debate, como corresponde a una universidad y se contrastó dos visiones que siempre han existido”.

De Duendes y Comunidades

En 1997, tras volver de Inglaterra, donde se graduó como Master en Ciencias Económicas, Arce se incorporó al Post Grado en Ciencias del Desarrollo (Cides) de la UMSA, donde se reencontró con Carlos Villegas, director del Cides, con quien comenzó a “armar un equipo interesante”, que años después, junto al grupo Comunidad de Álvaro García Linera, Raúl “Chato” Prada y Rolando Morales, redactarían el plan de gobierno del MAS para las Elecciones de 2005.

“Hicimos un grupo de estudio que se llamaba Los Duendes. Nos reuníamos los miércoles en la noche. Álvaro estuvo en varias reuniones. En 1999 nosotros ya hablábamos del post neoliberalismo, del qué venía después de un sistema que estaba en auge. Empezamos, primero, a elucubrar y luego a darle un contenido científico a lo que vendía después.Así nace esto. Aisladamente, porque Álvaro trabajaba con su equipo Comunidad. Cuando se convocó a Álvaro para Vicepresidente, nosotros nos juntamos a alrededor de Carlos Villegas y comenzamos a trabajar”.

Los Duendes comenzaron su tarea de fino hilvanado del denominado programa de gobierno 2006-2010 Bolivia Digna, Soberana y Productiva Para Vivir Bien (Jichapi jichaxa / Ahora es cuando), Luis Arce nunca estuvo frente al Presidente Morales hasta el 23 de enero de 2006, cuando fue posesionado como Ministro de Hacienda. Todas las propuestas y el trabajo que realizaba llegaban a Evo a través de Carlos Villegas. Las reuniones con el actual Mandatario generalmente se daban a las siete de la mañana, cuando Arce estaba dando clases o trabajando en el Banco Central.

Desarrolló la parte macroeconómica del plan del MAS y armó “ese viejo programa de 2005”.

“La contribución fue que todo lo que habíamos trabajado en tantos años se plasmó en una idea de política económica nueva en el plan de gobierno. Como Ministro de Hacienda la tarea es ejecutar todo lo que diseñamos y programamos”.

Arce recuerda que antes de la posesión de Evo Morales como Primer Mandatario de Bolivia, Carlos Villegas le comentó que había una tarea pendiente más: elaborar una agenda de negociación de financiamiento externo, “porque en ese momento se decía que si Evo entraba al gobierno no habría apoyo internacional”.

Preparó toda la información que el Presidente electo se llevó a su gira por el mundo, donde, además, puso de moda su chompa de alpaca.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.061 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: