ronaldmendizabal

Archive for 25 marzo 2011|Monthly archive page

Méndez: la inflación llegará al 15% si las medidas del BCB fracasan

In BOLIVIA, INFLACION on marzo 25, 2011 at 12:21 pm
El Índice de Precios al Consumidor (IPC) llegará hasta el 15% hasta finales de año, si fracasan la bolivianización y el retiro de liquidez de la economía, además de otras medidas aplicadas por el Banco Central de Bolivia (BCB), fracasan, advirtió el ex Presidente del ente emisor, Armando Méndez.

“De continuar esta inflación así y ojalá no continúe, fácilmente vamos a acabar en un 15% a fin de año”, señaló Méndez, ex Presidente del BCB, quien confía en que aplicando las medidas correctas se detenga el avance del IPC.

La ex autoridad manifestó a Radio Fides que si bien el Banco Central de Bolivia viene ejecutando medidas clásicas para frenar la inflación, como la apreciación del boliviano y la reducción de liquidez, el IPC debe ser combatido con el incremento de la producción interna.

“Debemos apoyar para que la inflación no avance, es un trabajo muy duro para todos, los más pobres son los más afectados, distorsiona la asignación de recursos y ojala el BCB controle y baje la inflación”, explicó.

En sólo dos meses la inflación en el país registró el 2,97%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La proyección del Gobierno, a doce meses, es llegar a una inflación del 6%, meta que sería sobrepasada si las medidas del Banco Central de Bolivia, fracasan.

“La inflación hasta el momento está en un promedio de 1,2% por mes, son seis, siete meses, de continuar eso va a seguir subiendo, espero que en los próximos meses esta tasa vaya disminuyendo, lo que sería deseable para todos”, remarcó.

El ex Presidente del BCB aseguró, por otra parte, que el Gobierno debe brindar confianza y seguridad en la actividad económica boliviana.

 

 

FUENTE: LA PRENSA

 

Anuncios

Hacen falta $us 6.000 millones para procesar gas

In BOLIVIA, ECONOMIA, GAS on marzo 23, 2011 at 12:36 pm

Proyectos. El funcionamiento de 8 plantas está sujeto al hallazgo de nuevas reservas

La Razón

La puesta en marcha de ocho proyectos de industrialización hidrocarburífera requerirá, hasta el 2017, de una inversión estimada de $us 6.087 millones. El proceso está sujeto al hallazgo de nuevas reservas de gas natural y cada estudio de factibilidad costará $us 500.000.

La Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) fue creada el 9 de abril del 2008, pero sólo inició operaciones en noviembre del 2010. La estatal es responsable de cambiar el patrón primario exportador del país, desarrollando la industrialización de hidrocarburos a través de la creación de plantas y complejos petroquímicos e industriales.

La inversión para la puesta en marcha de ocho proyectos de industrialización alcanzará hasta el 2017 los $us 6.087 millones, informó ayer la gerente general de la EBIH, Gloria Ayala, en ocasión de la Audiencia Pública Inicial de Compromiso del Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

“La industrialización necesita del gas natural como materia prima y a medida que se vayan descubriendo nuevas reservas iremos desarrollando más proyectos (…). Los primeros requieren de gas por al menos los próximos 20 años”, explicó Ayala.

Los proyectos de tercera generación que serán implementados a corto plazo por la EBIH (2011-2012) son las plantas de Tapones y Accesorios (2 millones); de Tuberías y Accesorios de Gas Natural (15 millones); y de Petrocasas (70 millones).

Por su parte, las plantas de primera generación —que se implementarán hasta el 2017— son las que más recursos demandarán ($us 6.000 millones): Urea Carrasco (900 millones); GTL Carrasco (700 millones); Urea Mutún (1.500 millones); Polietilenos Gran Chaco (1.200 millones); y Polietilenos Mutún ((1.700 millones).

“El costo de los estudios de factibilidad de los proyectos de industrialización está por encima de los $us 500.000. Por lo tanto, tenemos que ser responsables en ver la viabilidad de los proyectos y no tener ‘elefantes blancos’ que signifiquen pérdidas para el país”, manifestó Ayala.

El requerimiento estimado de gas para seis de los proyectos de industrialización en los próximos 20 años es de 2,96 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés). Urea Carrasco, 1 MMmcd (millón de metros cúbicos día); GTL Carrasco (2,86 MMmcd); Urea Mutún (2 MMmcd); Polietileno Mutún (42 MMmcd); GTL Gran Chaco (2,86 MMmcd); y Polietileno Gran Chaco (30 MMmcd).

Recursos. El presupuesto asignado para la industrializadora estatal de hidrocarburos en esta gestión es de $us 822.000, pero se cuenta también con un crédito de $us 300 millones otorgado por el BCB.

Además, el 30 de septiembre, EBIH se benefició de un fideicomiso de $us 5 millones del Banco Unión, con lo que la empresa cuenta con recursos que suman $us 305,82 millones. Sin embargo, los recursos del fideicomiso son, esencialmente, para cubrir el costo de los estudios de preinversión e inversión de los proyectos, precisó.

Hasta la fecha, todos los proyectos de primera generación pasaron la fase de factibilidad y la empresa trabaja en la elaboración de otros 10.  “La industrialización del país se hará de manera gradual; a medida que se descubran nuevas reservas (de gas) y se desarrolle la infraestructura de transporte del país”, reiteró.

YPFB recibe Bs 84 Mm del BCB

Recursos
El Banco Central de Bolivia (BCB) oficializó ayer el tercer desembolso de $us 12 millones (Bs 84 millones) del crédito de $us 700 millones otorgado a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), con lo que la petrolera estatal ya percibió cerca de $us 50 millones.

Destino
El crédito del BCB a YPFB está destinado a la construcción de la planta separadora de líquidos de Gran Chaco, del Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA) y el mejoramiento de las líneas de transporte de los megacampos.

La renta petrolera el 2011

Los ingresos estimados por regalías regionales y participación del Tesoro General de la Nación (TGN) de la renta petrolera llegarán en esta gestión a los $us 807,62 millones; sólo un 1,2% inferior al monto que se obtuvo el 2010 ($us 817,47 millones).

Así lo señala la información difundida ayer por el Viceministerio de Exploración y Explotación de Hidrocarburos (VEEH). Los ingresos por regalías, participación al TGN y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) se incrementó de $us 592 millones el 2005 a $us 1.688,2 millones en la pasada gestión, según datos de YPFB.

Los ingresos estimados de la renta petrolera para esta gestión podrían incrementarse notablemente por el continuo incremento del precio internacional de barril de petróleo, indicó ayer el ministro de Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez.

Gobierno revelará reservas

El ministro de Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez, anunció que “en los próximos días” se dará a conocer la cuantificación de reservas de gas natural certificadas del país. El informe final, dijo, está a punto de ser concluido por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

La autoridad admitió que existe una demora en la presentación del informe final elaborado por la consultora Ryder Scott, porque “el procedimiento de cálculo de las reservas está actualizado y eso ha requerido un estudio adicional”.

Desde el 2005, el país no cuenta con el detalle de la cantidad de reservas de gas que posee. El último dato oficial ubicaba las mismas en 12,8 TCF (trillones de pies cúbicos).  A partir de la presentación del informe final, la cuantificación de estos recursos “dinámicos” se realizará cada año de forma regular, aseguró Gutiérrez.

Periodista:Wálter Vásquez – La Paz


BCB sube tasas de interés para bajar la inflación y capta Bs 26 MM por día

In BOLIVIA, ECONOMIA, INFLACION on marzo 22, 2011 at 12:24 pm

Títulos. La entidad subió en 74% las tasas de los depósitos a 364 días en bolivianos

La Razón

Para acelerar la captación de liquidez de la economía, el BCB subió las tasas de rendimiento de los títulos valores que ofrece a la población de 2,3 a 4% por depósitos a 364 días y ya retiró el 26% de la meta financiera (Bs 5.000 millones) que mantendrá la inflación en 6%.

Además de las colocaciones que son adquiridas por el sistema financiero, el BCB puso a la venta desde inicios de febrero valores de fácil acceso para la ciudadanía en general. Los títulos “BCB Directo” son vendidos a un precio de Bs 985 cada uno y hasta un máximo de Bs 70.000 por persona.

“Hemos mejorado las tasas de interés. Hace dos semanas teníamos una tasa anual de 2,3% (por depósitos a 364 días); ahora estamos con un 4% anual, lo que convierte a esos títulos en una alternativa muy interesante frente el resto de los mecanismos de ahorro que tiene la población”, aseguró ayer el presidente del ente emisor, Marcelo Zabalaga.

Información oficial del Banco Central señala que el reciente incremento en los depósitos a 91, 182 y 364 días fue de 113,33%, 89,5% y un 74%, respectivamente (ver infografía). La colocación de títulos para el público, explicó, llega a los Bs 100 y 150 millones por semana, siendo que la oferta es de Bs 300 millones.

“A la fecha estamos con aproximadamente Bs 1.300 millones obtenidos de la economía”, es decir, el 26% de la meta monetaria establecida por la entidad para esta gestión (Bs 5.000 millones). “Hay miles de personas que están ahorrando a través de esos títulos y eso disminuye la liquidez y la presión inflacionaria”, remarcó.

Según el analista económico Gonzalo Chávez, la principal dificultad que afronta el Gobierno para controlar los niveles de inflación es la coordinación entre sus políticas económicas.

“El Gobierno ha estado apreciando el boliviano y ha optado por una política monetaria más contractiva (Operaciones de Mercado Abierto), pero la política fiscal (el gasto y la inversión pública) sigue siendo expansiva”, por lo tanto “el control sobre este indicador será menor”, sostuvo.

Al respecto, Zabalaga señaló que las medidas anteriores son parte del “juego de la economía”.

Inflación. En los dos primeros meses del año, el nivel de inflación acumulada alcanzó 2,97% —casi la mitad de lo previsto por el Gobierno para la gestión (6%)— principalmente por el encarecimiento de algunos productos de primera necesidad.

“Es casi seguro que la inflación no será mayor a 6%. Tenemos herramientas muy poderosas que permiten alcanzar esa meta: la absorción de masa monetaria y la política cambiaria”, aseguró Zabalaga.

Los títulos de deuda pública u OMA son mecanismos financieros que establece el Estado como letras, bonos y obligaciones que fueron discontinuadas por el Banco Central en el 2009, debido a que la inflación se encontraba bajo control.

YPFB pide al BCB nuevos recursos

Crédito
YPFB solicitó al BCB nuevos recursos por “un monto mayor a los Bs 80.000 para reforzar su capacidad de transporte de hidrocarburos en el mercado interno”, informó el titular de la entidad financiera Marcelo Zabalaga.

Empresas

Las empresas estratégicas que están incluidas en la Ley Financial 062 son YPFB, Ende, Comibol y el ingenio azucarero de San Buenaventura. “YPFB ya recibió Bs 220 millones; Ende y Comibol formalizaron su solicitud y la empresa de azúcar lo hará posteriormente”, dijo.

IBCE anuncia que Japón comprará más a Bolivia

In BOLIVIA, ECONOMIA, JAPON on marzo 17, 2011 at 12:01 pm


CONSTRUCCIÓN: Los productos que serán solicitados son madera, manufacturas y muebles.

Japón demandará materiales de construcción, muebles y manufacturas para reconstruir las viviendas destruidas por el terremoto de la semana pasada, afirmó el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

“Toda crisis, dependiendo con el cristal con que se mire, puede tener implicaciones negativas o positivas. Así como sucedió en Chile, donde también hubo un terremoto, y dijimos que representaba una oportunidad para la reconstrucción de la infraestructura e identificamos que habría demanda para el sector maderero, lo mismo sucede en el caso de Japón”.

En su evaluación preliminar, pronosticó la necesidad de Japón por los materiales de construcción. Maderas aserradas, pisos, parqués, entablonados de parqué, tablillas, entarimados, machihembres, ventanas, puertas, manufacturas y muebles son algunos de los productos con una demanda potencial en el país asiático.

Mencionó que el impacto en pérdida de infraestructura, según los reportes de Japón, alcanza a más de 100.000 millones de dólares, dato que muestra que hay una gran oportunidad.

“No debemos olvidar —resaltó— que Japón es la tercera economía mundial y que tiene un alto poder adquisitivo”.

RECOMENDACIÓN. Según el IBCE, el Gobierno, a través de la Embajada y los consulados, debe hacer prospección, estudios, y mantener contactos con las autoridades del país nipón para ver cuáles son sus necesidades. La demanda de productos debe ser difundida entre los productores bolivianos para que, en función de esos datos, aumenten su producción de tales bienes.

“Es una oportunidad comercial que debemos aprovecharla; de lo contrario, otros países lo harán”, dijo Rodríguez.

Mencionó que los países que también buscan una oportunidad son Malasia, China, Singapur e Indonesia, o los vecinos como Chile, Brasil, Perú y Paraguay.

Estos últimos buscarán acomodar la producción de sus maderas y derivados, explicó. La suspensión de operaciones de industrias automotrices afectará a la demanda de minerales, expresó el representante.

Para destacar

Efecto. Bolivia puede percibir menores ingresos por la situación de desastre en Japón.

Impacto. Tras el sismo, se estima que caerán los precios del petróleo y los minerales.

Demanda. Hasta el pasado año, la exportación de minerales a Japón generó los mayores ingresos.

Productos. Maderas aserradas, pisos, parqués, ventanas y puertas serán requeridos en Japón.

Oportunidad. El IBCE sugiere aprovechar el momento para aumentar las exportaciones.

Lidia Mamani

Banco de Japón inyecta suma récord para sostener mercado, su bolsa se desploma

In ECONOMIA, JAPON on marzo 16, 2011 at 12:56 pm

En el primer día hábil en Japón desde el violento sismo del viernes, el Banco de Japón inyectó el lunes la mayor cantidad de liquidez de su historia para estabilizar a los mercados, pero la bolsa de Tokio se desplomó más de 6% y el yen osciló sin rumbo fijo.


La acción de la Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de las centrales nucleares dañadas por el sismo, se derrumbó casi un 24% en la bolsa de Tokio, en un contexto de temores ante una posible catástrofe nuclear.


Por su parte, el Banco de Japón (BoJ) procedió a la inyección de liquidez más importante de su historia, poniendo a disposición del mercado 15 billones de yenes (184.000 millones de dólares), para ayudar a estabilizar el mercado de divisas.


Otros 6,8 billones de yenes serán inyectados el martes y el miércoles, elevando así el total a 21,8 billones. El BoJ había anunciado el domingo que tras el terremoto destinaría fondos de forma “masiva”.


“Estamos tomando todas las medidas posibles, incluyendo la disponibilidad de liquidez, para garantizar la estabilidad de los mercados financieros y facilitar las operaciones”, declaró un portavoz del banco central nipón.


“Esta operación es la más importante realizada hasta ahora” en el mercado monetario japonés, añadió.
Sin embargo, semejante intervención no tuvo gran repercusión en un mercado japonés de valores muy nervioso: la bolsa de Tokio cayó 6,18%, pasando por debajo de los 10.000 puntos (9.620,49 puntos), en una plaza inquieta por las consecuencias del devastador sismo.


Los constructores automotores Toyota, Nissan y Honda anunciaron la suspensión de su producción en Japón. Durante la sesión bursátil, Toyota –cuya producción quedará suspendida al menos hasta el miércoles– y Nissan llegaron a perder casi 10%.


La caída se extendió hasta los mas emblemáticos grupos japoneses. Toshiba, que produce reactores nucleares, cayó 16% y Sony, que también suspendió la actividad en varias plantas, se hundió mas de 9%.


El yen, por su lado, vive una situación “extremadamente volátil” desde el terremoto, según Kathleen Brooks, analista de Forex.com.
El lunes, se apreció inicialmente a su nivel mas alto desde hace dos semanas ante el euro (112,51 yenes por euro) y en mas de cuatro meses ante el dólar (80,62 yenes por dólar).


Pero la moneda nipona cayó luego bruscamente, tras la inyección masiva de fondos del BoJ, operación que tiene como efecto ‘diluir’ el valor de una divisa.


La volatilidad del yen “debe proseguir en los próximos días, el tiempo necesario para que los mercados evalúen las consecuencias económicas del sismo y del tsunami”, advirtió Alejandro Zambrano, analista de FXCM.


Un encarecimiento excesivo del yen sería perjudicial para numerosas empresas niponas que operan con el extranjero, ya que reduce el valor, en moneda nacional, de los ingresos procedentes de las exportaciones.


El primer ministro japonés, Naoto Kan, había advertido el domingo que las autoridades niponas están dispuestas a tomar medidas vigorosas contra todo movimiento “especulativo” en los mercados financieros.


El Gobierno japonés también estimó que esta catástrofe tendrá un impacto “considerable” en la economía del país y serán necesarios fondos colosales para financiar la reconstrucción de las zonas afectadas.


El coste de la catástrofe podría ascender para los seguros a 34.600 millones de dólares, según una estimación inicial publicada el domingo por AIR Worldwide, especialista de la evaluación del riesgo.


Sin embargo, la agencia de calificación Moody’s consideró el lunes que Japón está bien armado para hacer frente a las consecuencias económicas del sismo del viernes, gracias a su importante ahorro, que puede ser movilizado para financiar la reconstrucción del país.


Para la agencia, Japón –tercera economía mundial por su PIB, después de Estados Unidos y China– tiene “la capacidad para absorber el impacto a largo plazo. En general las economías ricas demostraron que son capaces de hacer frente a las catástrofes naturales”.


Moody’s subraya en fin el rol decisivo del BoJ en el apoyo a la economía; sus inyecciones masivas de fondos, unidas a la capacidad de ahorro del país, deberían satisfacer las crecientes necesidades de financiación del gobierno.

AFP

FUENTE: EL DEBER

BCB retirará Bs 5 MM para frenar la inflación

In BOLIVIA, ECONOMIA, INFLACION on marzo 16, 2011 at 12:50 pm

Análisis. Dicen que el alza salarial y tarifaria impulsarán el indicador; el BCB lo niega

La Razón

El Banco Central de Bolivia (BCB) retirará en esta gestión, a través de la emisión de títulos valores, Bs 5.000 millones de la economía como parte de sus políticas para contener la inflación que, según analistas económicos, se verá agravada por el alza de tarifas y el incremento salarial.

MONEDA. Un tráiler descarga en las bóvedas del Banco Central de Bolivia monedas y billetes impresos en el exterior.

En los dos primeros meses del año, el nivel de inflación acumulada alcanzó 2,97% —casi la mitad de lo previsto por el Gobierno para la gestión (6%)— principalmente por el encarecimiento de algunos productos alimenticios. El 16 de febrero, el asesor financiero del BCB, Raúl Mendoza, informó de que se había retirado Bs 500 millones de la economía a través de las Operaciones de Mercado Abierto (OMA).

“Toda vez que hay un crédito o un aumento de salarios, el BCB absorbe el exceso de liquidez de la economía a través de la venta de títulos valores y ahora se va a aplicar este mecanismo (…). En este año, calculamos que vamos a absorber unos Bs 5.000 millones a través de estas ofertas”, afirmó ayer el presidente del ente emisor, Marcelo Zabalaga.

Además de las colocaciones que son adquiridas por las entidades del sistema financiero, el Banco Central puso a la venta desde el 7 de febrero valores de fácil acceso para la población. Los títulos “BCB Directo”, que son vendidos hasta un máximo de Bs 70.000 por persona, son emitidos a 91, 182 y 364 días con tasas de interés anuales que varían entre 1,50%, 1,90% y 2,30%, respectivamente.

El 11 de marzo, el ejecutivo explicó a La Razón que este mecanismo evita que los excedentes económicos de entidades financieras y particulares eleven la inflación a través de la compra de bienes y servicios.

Índice. “Todas la políticas de oferta de mercado (OMA) permiten modificar la tasa de inflación (y) para evitar que haya dinero buscando bienes o servicios traemos ese dinero al Banco Central”, indicó Zabalaga. Además, el BCB efectúa otras dos medidas para contrarrestar la inflación: incrementar el encaje legal y la apreciación de la moneda, agregó.

Sin embargo, el analista económico Gonzalo Chávez advirtió que la principal dificultad que afronta el Gobierno para controlar los niveles de inflación es la coordinación entre sus políticas económicas.

“El Gobierno ha estado apreciando el boliviano y ha optado por una política monetaria más contractiva (OMA), pero la política fiscal (el gasto y la inversión pública) sigue siendo expansiva”, por lo tanto, “sus políticas antiinflacionarias han estado poco coordinadas y el control sobre este indicador será menor”, sostuvo.

A decir de Zabalaga, la inflación reformulada de este año contempla el impacto que tendrá el alza salarial y el aumento en las tarifas de transporte en la economía del país. Ambos incrementos “no van a generar de ninguna manera una inflación mayor a la proyectada”, aseguró.

Para Chávez, el incremento salarial del 10% y el de tarifas, a determinar entre transportistas y municipios, “sólo propagarán la inflación”.

El 2010, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró en 7,18%, más de tres puntos por arriba de lo que proyectaba el BCB, y en febrero de este año la entidad reformuló la meta anual de 4 a 6%. “La inflación importada para el 2011 y 2012 se situaría en 2,4 y 2,2%, respectivamente”, anunció Zabalaga.

BCB inyecta circulante cada 2 meses

Valor
Ante el mayor uso de monedas y billetes en la economía del país, el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, informó de que la entidad distribuye “cada dos o tres meses”, y según se considere necesario, aproximadamente 100.000 piezas de diferente corte.

Moneda
“Cada dos o tres meses distribuimos aproximadamente entre 12 a 14 toneladas de monedas para que la gente pueda contar con una mayor cantidad de circulante (…). Tenemos suficientes reservas”, afirmó el titular del BCB.

 

 

FUENTE: LA RAZON

 

El BCB está obligado a seguir apreciando el boliviano

In BANCOS, BOLIVIA, DOLAR, REPORTAJE on marzo 14, 2011 at 3:31 am
Marcelo Zabalaga La inflación externa y sus efectos en la economía boliviana son la principal preocupación del actual presidente del Banco Central de Bolivia, quien afirma que el instituto emisor seguirá apreciando la moneda. El no hacerlo, dice, afectaría el poder adquisitivo de la población. ‘El proceso que nosotros estamos siguiendo ahora es de apreciar la moneda para evitar sobre todo el impacto de la inflación de productos extranjeros’, sostiene.
La Razón

Marcelo Zabalaga El titular del BCB asegura que la inflación prevista para este año no sobrepasará la meta del 6%. Dice que los medios televisivos crearon una ‘sensación’ de escasez generalizada de productos, por lo que pide actuar con responsabilidad. ‘Los medios tienen un poderoso influjo sobre el comportamiento de las poblaciones, debieran actuar de ida y de vuelta, no sólo para dañar la imagen del Gobierno’, reflexiona la autoridad

Marcelo Zabalaga
Nació: 1-6-1953 Profesión: Economista Cargo: Presidente del BCB El profesional y experto en banca y microfinanzas El actual presidente del Banco Central de Bolivia (BCB) nació en la ciudad de Cochabamba. En 1977 obtuvo su Licenciatura en Ciencias Económicas, con mención en Métodos Cuantitativos, en la Universidad de Ginebra, Suiza. Tiene dos maestrías, una en Gerencia de Banca Corporativa y otra en Ciencias Sociales. Fue fundador y primer presidente de la Asociación Finrural. Esta asociación reúne a las Instituciones Financieras de Desarrollo que prestan servicios de microcrédito en e

— En enero del 2011, el Banco Central de Bolivia (BCB) modificó el encaje legal para depósitos en moneda extranjera. ¿De qué manera afectan estas políticas a los depósitos y a los créditos en dólares?

— El concepto de encaje legal es una reserva que los bancos centrales tienen con relación a los depósitos que reciben las entidades bancarias, de tal manera que esta reserva sirva para que cuando ellos necesiten dinero para devolver a los ahorristas, exista una reserva en el Banco Central para que ellos puedan contar con liquidez y devolver a los ahorristas (…).

El objetivo ha sido fundamentalmente crear un mecanismo de protección para que nosotros podamos estar seguros que los bancos tienen en sus cajas y tienen aquí en el Banco Central suficiente dinero en dólares para una eventual corrida.
La corrida de diciembre ha permitido que aprendamos muchas lecciones, una de ellas es la virulencia de una corrida universal, cosa que no teníamos desde el 2002. Ese año fue la última corrida universal y todo el mundo salió a sacar su dinero de todas las entidades financieras (…).

Entonces hemos visto que había que estar más protegidos en cuanto a reservas en dólares, es por eso que hemos aumentado de alguna manera y cambiado la estructura del encaje legal. Ahora, esto está significando obviamente que la velocidad de crecimiento de la cartera en dólares sea menor que la velocidad de crecimiento de la cartera en bolivianos.
Sin quererlo, sin buscarlo —porque esta vez la medida no tuvo el objetivo de bolivianizar, sino de tener mayores reservas— ha provocado que haya mayores depósitos y mayor cartera (créditos) en moneda nacional.

— ¿Eso quiere decir que esta medida ha tenido un doble efecto?

— Digamos doble efecto. Uno muy buscado, que es tener más reservas, estar mejor protegido si es que tuviéramos nuevamente una corrida; e indirectamente hemos afectado también el volumen de cartera que se da en dólares y en bolivianos.

— Usted dice que la corrida producida en diciembre ha sido una de las más virulentas. ¿Cuánto dinero ha salido del sistema financiero nacional en ese período?

— Son tres días básicamente: 29, 30 y 31 de diciembre. Y la salida total han sido más o menos 350 millones de dólares. Y ahí estoy sumando tanto salida en bolivianos como en dólares. Pero la mayor parte de esto, cerca del 90%, ha sido en dólares.
La corrida en dólares ha tenido dos características. Por una parte la gente ha retirado dólares para llevárselos a su casa y, por otra, ha tenido también el efecto de que la gente ha cambiado sus dólares por bolivianos en el mismo banco (…).

Entonces ese doble efecto ha tenido una mayor bolivianización, pero al mismo tiempo ha salido dinero del sistema financiero.
Nunca habíamos tenido semejante volumen, sobre todo el día 29, que salieron como 250 millones de dólares.

Le voy a hacer una comparación. Las corridas más importantes de los años anteriores, el 2002 y el 2005, tuvimos una salida máxima de 40 millones de dólares. Prácticamente en diciembre, durante el primer día de corrida, salió seis veces más que lo que había salido cinco años antes. Qué quiere decir esto. En primer lugar, ha habido una mayor bancarización, que es un dato interesante, normalmente positivo. Por darle una idea, el 2005 habían más o menos dos millones de cuentas en el sistema financiero nacional, hoy estamos con más de cuatro millones y medio de cuentas. O sea, en cinco años, se han más que duplicado el número de cuentas: cuentas de ahorro, cuentas corrientes y Depósitos a Plazo Fijo (DPF).   La gente cada vez mete más su dinero a los bancos y la tiene menos en su casa.

— ¿Conviene ahorrar todavía en dólares en Bolivia?

— Mire, la respuesta que damos siempre es la misma. Todo depende de lo que usted va a hacer con sus gastos y sus compras. Normalmente la gente que es, por ejemplo, comerciante, realiza compras en bolivianos y realiza compras en dólares. Una parte de la población por una u otra razón tiene familiares fuera de Bolivia y tiene que viajar o tiene que enviar transferencias en dólares, entonces esa persona que va a necesitar transacciones en dólares no le conviene cambiar a bolivianos porque va de ida y vuelta. Después tiene que volver a comprar dólares.

Conozco el caso de una persona que se asustó y cambió todo su dinero a bolivianos pero hacía compras internacionales. Es decir, tiene que volver a comprar dólares perdiendo en la ida y en la vuelta por el diferencial de cambio.

Entonces yo diría que depende un poco de la estructura de gasto de las personas y de las familias.

— Vale decir que no hay que poner todos los huevos en la misma canasta.

—  Depende lo que uno va a gastar. Si solamente va a gastar en bolivianos y se va a quedar en bolivianos y no tiene familiares fuera, claro, es mejor bolivianos. Pero el porcentaje de familias que no tiene nada que ver con el extranjero es más bien menor en Bolivia. Todos de alguna manera tenemos algo que ver con el extranjero, por familiares, por compras, por viajes o por otras razones.

— ¿Qué beneficios representa para Bolivia que los ahorros y créditos en el sistema financiero se hayan bolivianizado?

— Hay varias ventajas. La primera de ellas de índole macroeconómico. El hecho que nosotros tengamos una economía más bolivianizada, es decir, más en bolivianos hace que como país podamos manejar política monetaria de manera más solvente.
Por ejemplo, si nosotros modificamos la tasa de interés el efecto va a ir inmediatamente a las variables que queremos afectar.

Si aumentamos la tasa va a aumentar el ahorro y va a disminuir el crédito, automáticamente. Más importante que eso, nosotros podemos captar más bolivianos o echar más bolivianos al mercado y depende de nosotros que el mercado actúe con relación a las variables del boliviano. Si sacamos bolivianos del mercado, entonces va a haber menos dinero en la economía para compras y podemos bajar la inflación.

Pero si toda la economía fuera dólares, nosotros no podemos sacar y meter dólares porque no es nuestra moneda. Los dólares entran y salen de Bolivia libremente, entonces, no podríamos afectar las variables de la economía.

— En esa línea, ¿qué políticas viene aplicando el instituto emisor para contrarrestar los efectos de la inflación?

— Clásicamente son tres las políticas. La primera política es la de encaje legal. Al aumentar el encaje legal estamos disminuyendo la cantidad de dinero que hay en la economía, que los bancos pueden utilizar. Entonces disminuimos la demanda por bienes y servicios al disminuir la cantidad de dinero.

La segunda política es la compra y venta de títulos valores del Banco Central. Si nosotros ofrecemos muchos títulos a la economía con atractivas tasas de interés, las entidades financieras, pero también los particulares, van a comprar esos títulos y van a depositar su dinero en el banco. Si nosotros no hiciéramos eso         —guardar sus ahorros o precautelar sus ahorros— ese dinero iría a comprar casas, terrenos y otros bienes. Y esa demanda aumentaría la inflación. Entonces para evitar que haya dinero buscando bienes y servicios traemos ese dinero al Banco Central.

Toda la política de oferta de mercado —Operaciones de Mercado Abierto (OMA) de venta y compra de títulos— permite modificar la tasa de inflación.

Finalmente, la tercera es la política de apreciación o depreciación de la moneda. El proceso que nosotros estamos siguiendo ahora es de apreciar la moneda para evitar sobre todo el impacto de la inflación de productos extranjeros, que ahora más que nunca hay una inflación internacional que está afectando grandemente los precios internos por dos razones. Primero, porque lo que compramos al exterior nos cuesta cada vez más por la inflación externa, nos cuesta más en dólares y en bolivianos. Y lo segundo es que la gente que tiene productos prefiere exportar. Y si va a vender en el mercado interno, quiere subir su precio para hacerlo competitivo con el mercado externo.

Nosotros, al aumentar el valor del boliviano, estamos permitiendo que para el que tiene bolivianos le sea menos caro adquirir bienes extranjeros.

— ¿Eso quiere decir que el BCB va a continuar en esta gestión con la política de apreciación de la moneda nacional?

— Mientras estemos en esta gestión enfrentando una inflación externa tan aguda, estamos obligados a preservar la capacidad de consumir que tienen los bolivianos. Si no lo hiciéramos así, los bolivianos estarían perdiendo al tener bolivianos que no se aprecian con relación al dólar.

— ¿Se tiene un cálculo de cuánto más puede disminuir la  inflación con esta política?

— Hemos hecho un intento de cálculo a través de aproximaciones econométricas y hemos detectado que por cada 1% de apreciación el impacto es 0,8% de disminución de la inflación. O sea, casi el 80% de la apreciación afecta para bajar la inflación.

Ahora, por lo que ya hemos hecho de apreciación (de la moneda nacional), hemos logrado mantener el poder adquisitivo de la población en un equivalente de 130 millones de dólares. Es muy importante. Si no hubiéramos apreciado, la gente hubiera perdido el poder adquisitivo (equivalente a) 130 millones de dólares. Al lograr apreciar la moneda nacional en relación al dólar, hemos defendido que el valor de los sueldos y salarios de las personas mejoren 130 millones de dólares que si no lo hubiéramos hecho.

— Si el BCB no hubiera tomado esta medida, de la apreciación del boliviano, ¿la tasa de inflación en lo que va de este añosería más alta de la proyectada por el Gobierno?

— Hubiera sido el 80% de esos puntos que hemos bajado más. Es decir, si hemos bajado tres puntos, la inflación hubiera sido 2,4 puntos más de lo que es actualmente.

(NdR. El índice de precios al consumidor registró en lo que va del año una variación acumulada de 2,97% y en los últimos 12 meses llegó a 10%).

Ahora es cierto que es un proceso muy mediato, tiene su rezago que puede durar entre un año y un poco más, pero lo que estamos protegiendo es que si la inflación calculada de 6% este año, al tomar las medidas que estamos tomando, se mantenga en 6% e incluso baje un poco.

(NdR. El Gobierno ya corrigió la previsión de inflación de 2011 del 4%, calculado inicialmente, al 6% pero se cubrió la mitad de esa última meta en sólo dos meses por el aumento de precios, especulación y escasez de alimentos).

— Pero la inflación a febrero casi ya llega a la mitad de la proyectada para este año.

— Hasta ahora prevemos que se mantenga en 6%. Incluso estaba previsto que aumente un poco más estos primeros meses del año. O sea, hasta ahora, viene más o menos como se había estimado.

— ¿Cuál es la responsabilidad de los medios de comunicación respecto a las expectativas inflacionarias?

— Yo le voy a dar un ejemplo más que un juicio de valor. En la época en la que había escasez de azúcar, durante días y días los medios de comunicación audiovisual, básicamente televisión, usaron un porcentaje muy alto de su tiempo en ir a las colas. Entonces, si uno prendía la televisión, qué es lo que veía (…).Y la sensación que crearon (los medios televisivos), más allá de si era o no era verdad, era de escasez de azúcar.

Se pareció mucho al pánico de la UDP (1980-1982), que todos los días subían los precios y uno veía la televisión y era un escándalo porque había colas en todas partes. Entonces uno rápido salía a hacer cola en alguna parte para ver qué es lo que podía adquirir. Si el mensaje que se da es de escasez, de encarecimiento y de molestia es casi más un mensaje político que un mensaje simplemente social.

Entonces esa contribución de los medios a la sensación de escasez y encarecimiento ha provocado que la gente crea que no solamente era el azúcar sino que era una escasez generalizada y que podía aceptarse fácilmente un incremento de todos los bienes y servicios que estaban en el mercado (…).

Donde se ha visto una reacción contraria felizmente es en el tema de pasajes. La gente ya se ha organizado por barrios para no aceptar un incremento de pasajes (…).

Los medios (de comunicación) tienen un poderoso influjo sobre el comportamiento de las poblaciones, debieran actuar de ida y de vuelta, no sólo para dañar la imagen del Gobierno, sino también para fortalecer la posición del público en general.

Periodista:Miguel Lazcano – La Paz

El sismo en Japón golpeó a todos los mercados mundiales

In ECONOMIA, JAPON on marzo 13, 2011 at 3:17 am

El violento sismo seguido de tsunami en Japón, tercera economía mundial, golpeó el viernes a los mercados de valores, ya afectados en Europa por los problemas sobre las deudas de los países mas frágiles de la zona euro.


“Tres factores están pesando en los mercados: el sismo en Japón, la degradación de la nota soberana de España por Moody’s el jueves, y los persistentes problemas en países musulmanes y las amenazas que generan para el suministro de petróleo”, comentó la analista Kathleen Brooks, en el sitio Forex.com.


Los mercados asiáticos cayeron a poco de conocerse las primeras noticias del terremoto. Tokio perdió 1,72 % y Hong Kong 1,55% mientras en Nueva Zelanda –país afectado por otro sismo el mes pasado que dejó mas de 200 muertos– la bolsa cayó 1,17%.


En Europa, al terminar las sesiones, la bolsa de Londres perdió 0,29%, igual que Francfort (-1,16%), Paris (-0,89%) y Madrid (-0,36%).
Tras el sismo, las mayores pérdidas en los mercados bursátiles fueron para las acciones de las principales compañías de seguros y reaseguros europeas. Muchas de estas compañías ya tuvieron que asumir elevados costes tras el terremoto de febrero en Nueva Zelanda.
Según JPMorgan Cazenove, el coste vinculado al sismo en Japón podría situarse entre 1.000 y 2.000 millones de dólares solamente para los reaseguradores europeos, aunque se trata de una estimación “muy preliminar”.
En el mercado de divisas, el yen cayó a 83,30 dólares, su menor nivel en dos semanas y media, pero luego la divisa japonesa se recuperó.
En fin, los precios del petróleo cayeron con fuerza el viernes ya que el sismo en Japón podría haber afectado las infraestructuras de refinado en un país que es el tercer consumidor mundial de crudo, después de Estados Unidos y China. Ello podría afectar las importantes importaciones japonesas de crudo.
Según datos de la agencia estadouni

dense de Energía (EIA), Japón es el segundo importador neto de petróleo en el mundo, para poder cubrir un consumo promedio de 4,4 millones de barriles diarios.
Por otra parte, según la consultora británica Capital Economics, el terremoto se produce “en el peor momento” para la economía japonesa y podría precipitar una crisis presupuestaria, en un momento en que las finanzas del país están ya en mal estado.
En un estudio publicado en Londres, sus analistas estimaron que es demasiado pronto para cifrar las consecuencias de la catástrofe, y que el impacto humano prima sobre los aspectos financieros, pero subrayaron sin embargo que las consecuencias para las finanzas públicas japonesas podrían ser “considerables”.
“Gran parte de los costes de reconstrucción incumbirán probablemente a las colectividades locales, y en última instancia al Estado, que tiene ya problemas para controlar la deuda pública”, advirtieron.
“El gobierno tendrá cada vez más dificultades para presentar un plan de recuperación presupuestaria creíble este verano si la economía se hunde hasta entonces en la recesión, las finanzas públicas se degradan todavía más y numerosos habitantes continúan sufriendo por este desastre”, agregaron los analistas de Capital Economics.

 

AFP

 

Venezuela y Bolivia tienen alimentos más costosos de América Latina

In BOLIVIA, CRISIS ALIMENTARIA, ECONOMIA, INFLACION on marzo 13, 2011 at 3:10 am
Mientras en Bolivia el alza en el índice de precios alimenticios fue de un 14%, en la variación interanual enero 2010-enero 2011, sobrepasando la inflación general que fue de un 8,4%; en Venezuela el precio de los alimentos presentó un alza de un 37,2%, superando su umbral inflacionario 2010, de acuerdo al Centro Internacional para el Comercio y el Desarrollo Sustentable (ICTSD, por su sigla en inglés).

Junto a la visión ideológica compartida por los presidentes Evo Morales y Hugo Chávez, de Bolivia y Venezuela, respectivamente, ahora también comparten el hecho de ser las dos naciones en América Latina donde se han presentado las mayores variaciones en los precios de los alimentos, incluso por encima de sus índices de inflación, impactando negativamente en los sectores más pobres de estos países, de los cuales sus respectivos gobiernos afirman ser férreos defensores, afirma el ICTSD.

En esta materia, Argentina también se une a este selecto grupo, pues presentó un aumento de un 13% en el precio de los alimentos y una inflación, a diciembre de 2010, de 27,2%, indicador que a su vez lo posiciona en el segundo país más inflacionario de Latinoamérica, tras Venezuela.

En 2010, la realidad vivida en la mayoría de los países latinoamericanos estuvo marcada por bruscas variaciones en los precios de los alimentos. En otras naciones como Nicaragua, Honduras y Chile, aunque este comportamiento ha sido levemente frenado, en general, la alta tasa de crecimiento en los precios de grupos alimenticios básicos como cereales, azúcares y aceites fue el patrón imperante.

Las oscilaciones en los costos de los alimentos indudablemente contribuyen a que el índice inflacionario aumente en la región. Como era de esperarse, en todos los países latinoamericanos el mismo incrementó, siendo Venezuela el caso más crítico, presentando una inflación acumulada a diciembre de 2010 de 28,5%, según datos del Banco Central de este país.

Solamente en los casos de Argentina, Brasil y Nicaragua se ha presentado un freno a esta tendencia. En el caso de algunos países centroamericanos, como Costa Rica y El Salvador, la inflación alimentaria duplicó el índice general de precios al consumo, siendo respectivamente de 8,6% y 4,8% y de 6,7% y 2,3% para el segundo caso.

Acciones de proceso

Aun cuando el índice de precios de los alimentos de la FAO (Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) reportara aumentos importantes en los últimos meses, la Agencia Venezolana de Noticias por su parte señaló que la situación en su país es manejable gracias a los esfuerzos del Poder Ejecutivo Nacional.

Entre las acciones destacan convenios para la importación de alimentos con países hermanos, como lo son China, Cuba, Ecuador, Libia, Nicaragua, Brasil, entre otros, así como también los fueron acciones anteriores como la nacionalización de empresas relacionadas a la industria de alimentos en sectores como la harina de maíz pre-cocida, granos, cacao, la instalación de centrales azucareras y las mismas Unidades de Producción Social.

A través de ellas se cultivan frutas, verduras y hortalizas, entre otros rubros, a fin de que las familias venezolanas puedan adquirir sus alimentos a costos más accesibles que en el comercio privado.

Pese a los esfuerzos particulares, las proyecciones sobre las tendencias en los precios de los alimentos no son del todo halagüeñas. Por esta razón, instituciones como la FAO y el mismo el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) está emitiendo recomendaciones al respecto. Sin embargo, es decisión del gobierno la aplicación de las medidas necesarias.

 

http://www.jornadanet.com

 

 

Empresarios, preocupados por la escasez de mano de obra

In BOLIVIA, ECONOMIA, EMPRESARIOS on marzo 13, 2011 at 3:06 am

Inseguridad: Los obreros prefieren enfrentar condiciones difíciles de trabajo en el extranjero.

“Se busca un operario que tenga voluntad y deseo de trabajar”, se lee en letreros pegados en las paredes de varias calles de La Paz que presentan ofertas laborales de empresas manufactureras que requieren mano de obra calificada.

En tiempos en que el desempleo alcanza al siete por ciento, según el Gobierno, los empresarios están sorprendidos y preocupados porque sus ofertas de empleo no son atendidas por operarios que, en muchos casos, en lugar de trabajar en su país eligen destinos como Argentina y Brasil.

El único requisito exigido por los empleadores es tener “ganas de trabajar”.

El encargado de la empresa T y V Tendencias, Abraham Tarqui, indicó que su empresa necesita cinco personas para responder a una demanda mensual de 700 chompas de fino tejido.

Esa cantidad podría incrementar a 1.000 por mes si a los nueve trabajadores se sumaran otros cinco. Tarqui afirmó que la escasez de mano de obra se debe a que muchos obreros prefirieron emigrar a Brasil y Argentina. “Viajan engañados y creyendo que encontrarán un mejor futuro. Sin embargo, cuando llegan al lugar del empleo, deben dedicar más horas al trabajo en un medio donde el costo de vida es mucho más alto. La gente dice que no hay trabajo. Nosotros requerimos personal, pero no lo encontramos”.

BENEFICIOS. A pesar de que los industriales ofrecen a los trabajadores capacitación, especialización y beneficios sociales, la falta de mano de obra persiste.

Es más, Tarqui explicó que el pago de beneficios sociales no atrae a los trabajadores y, según su versión, son ellos quienes piden su exclusión del seguro de salud porque no están convencidos de las ventajas de atención que les puede brindar.

La industria de prendas de vestir en la que trabaja Tarqui concede tolerancia a los jóvenes para apoyarlos en sus estudios, pero ese incentivo tampoco los atrae.

Por su parte, el propietario de la empresa textil que lleva su nombre, John Pacheco, afirmó que incluso paga horas extras, pero los obreros, después, de aprender el oficio, se van a Brasil o Argentina.

La subgerente de la Fábrica de tejidos Yuan Tung SRL, Encarnación Rodríguez, manifestó que su empresa es como un instituto donde los obreros aprenden a tejer en máquinas circulares para fabricar calcetines. “La oferta laboral es constante, principalmente en temporadas altas”.

Piden crear licenciaturas

Carreras con grado de licenciatura para diseñadores de moda, “modulistas”, operadores de máquina, controladores de calidad y otras áreas son necesarias para categorizar la profesión de sastre, sugirió el propietario de la empresa textil John Pacheco. “Otro de los problemas de fondo para que no haya oferta de mano de obra es que muchas de las personas que vienen a trabajar como operarios no toman en serio el trabajo”. Explicó que la falta de constancia y dedicación se debe a que la profesión textil aún no confiere estatus y para eso es necesario la creación de centros de estudios que concedan títulos de licenciatura. Explicó que la mayor parte del personal que acude a trabajar a las empresas textileras sólo lo hace por la necesidad de ganar dinero de manera temporal, y cuando reciben otra oferta laboral en otro rubro, abandonan la manufactura.

Decreto provocó migración

El pago de duodécimas, vigente desde 2009, mediante un decreto que reconoce al empleado el pago de beneficios sociales desde los tres meses y sin haber cumplido cinco años de trabajo alentó la migración de mano de obra de una empresa textilera a otra, informó la subgerente de la fábrica de tejidos Yuan Tung SRL, Encarnación Rodríguez.

“La migración provocada por la norma es otra causa para que haya escasez de mano de obra, porque el obrero ya no tiene ese compromiso con la empresa. Apenas cumple tres o seis meses, exige el pago de sus duodécimas”.

El pago inmediato es una forma de descapitalizar a la empresa porque a los dueños les interesa invertir el capital, “pero con el pago nos quedamos sin dinero”, afirmó. Luego de la aprobación del decreto, en el mes de mayo de 2010, más del 50 por ciento de los trabajadores presentó su renuncia, refirió la funcionaria.

Para destacar

Muchos trabajadores prefieren los mercados laborales de Argentina y Brasil.

Los beneficios sociales no atraen a los trabajadores porque dicen que no les favorecen.

Diferencias

EN BOLIVIA SALARIO (Bs) EN BRASIL O ARGENTINA (Bs)

Operario 1.300 a 1.600 1.400, 2.100 y 2.800

Aprendiz 600 a 800

Tejedores 1.600

Remallado fino 1.200 a 1.300

Horas de trabajo Ocho horas 15 horas

Ventajas Seguro de vida No existen

Jubilación No existe

Estabilidad laboral No se reconoce

Contrato indefinido No existe

Beneficios A mujeres embarazadas No tienen

Descanso Desde sábado mediodía Sólo domingo

Reconocimiento Pago por horas extras No se reconoce

Tolerancia para estudiar No existe

Lidia Mamani