ronaldmendizabal

Archive for 22 agosto 2011|Monthly archive page

LAS CRISIS FINANCIERAS DE 2008 Y 2011 SE PARECEN PERO NO SON LO MISMO

In BOLIVIA, CRISIS ECONOMICA on agosto 22, 2011 at 7:28 pm
A mediados de 2008, cuando comenzaba la caída de la
Bolsa de los Estados Unidos, algunos analistas
estimaban que si se medía el valor real de las empresas
incluidas en el cálculo del índice Dow Jones (DJI), éste
debería situarse alrededor de los 8,000 puntos, es decir, a
prácticamente la mitad del que tenía en ése entonces. El
desplome de aquél año llevó al DJI a prácticamente los
6,500 puntos en mayo de 2009 y desde ése nivel ha
subido como espuma hasta llegar donde se encuentra por
estos días. Todos podemos convenir en que entre finales
de 2008 y la actualidad, nada ha sucedido que pudiera
mostrar una recuperación económica real de las
proporciones sugeridas por la recuperación de los
valores cotizados en Bolsa. Este breve relato que podría
ser hasta anecdótico, pone de relieve el divorcio que
existe entre la economía real y el valor de las acciones
en la mayoría de las bolsas del mundo. Por eso, la alta
volatilidad que se ha observado en los mercados de
valores la semana pasada, no puede tomarse como un
indicador de lo que acontece en la producción de bienes
y servicios en el mundo. Una brecha creciente va
separando al mundo de las finanzas de la economía real
por una acumulación de factores que desencadenaron,
desde hace varios años atrás, una marea especulativa que
produce los vaivenes más inexplicables en los precios de
los valores que se transan en Bolsa. Pero esta separación
no desvincula a la economía real de la monetaria, su
relación es ahora más confusa al punto que han quedado
seriamente cuestionadas las teorías más convencionales
sobre el funcionamiento de los mercados de capitales.
Pero la confusión es todavía más grande, ante las
amenazas de una recaída recesiva en las economías más
grandes de occidente, no hay día que pase sin que no se
formule un nuevo anuncio o se ensaye una nueva
iniciativa para evitarla, sin conseguir despejar la
incertidumbre que caracteriza a estos tiempos.
La historia fue la consejera que permitió evitar una
depresión global en 2008. Se hizo lo que se dejó de
hacer en 1929: se aumentó el gasto público y se inundó
de crédito barato al mercado. Ahora, en 2011, la historia
no puede ayudarnos porque nadie sabe cómo se sale de
una expansión fiscal y monetaria de las proporciones
que hemos observado. Tal vez hay sólo la certeza de que
se han agotado los instrumentos de política económica
para frenar una recaída en la recesión, si ésta se
precipita.
Deudas impagables

En el corazón de los problemas de la economía mundial
está el alto endeudamiento de prácticamente todos los
Estados del mundo (incluida China, si se suman las
deudas de su gobierno central con las de sus gobiernos
locales). Pero lo más preocupante es que aun después de
considerar medidas de ajuste como las que se viene
anunciando hasta ahora, los niveles de endeudamiento
público seguirán siendo muy elevados en los próximos
Las 20 naciones más endeudadas del mundo, tienen tasas
de endeudamiento mayores al 60 por ciento de su
Producto Interno Bruto (PIB), un porcentaje
generalmente aceptado como la cota máxima de
endeudamiento para una nación desarrollada. En cinco
años más, todas estas 20 naciones, con la sola excepción
de Brasil, seguirán teniendo deudas equivalentes a más
del 60 por ciento de su PIB, y cinco de ellas tendrán
niveles de endeudamiento aún mayores. Pero no
solamente están sobreendeudados los gobiernos, también
lo están los sectores privados en la mayoría de estas
economías. Tal vez el caso más conspicuo sea el de los
Estados Unidos, donde la deuda privada equivale a más
del 250 por ciento del PIB de ése país. Entonces, en el
mundo tiene que venir un periodo de desendeudamiento
colectivo y hay pocos caminos para lograrlo: o se
reprograman esas deudas a muy largo plazo, con efectos
sobre la estabilidad de los sistemas financieros; o se
castiga una parte de esas deudas, con pérdida para los
acreedores; o se aumenta el ahorro que permita honrar
las deudas, con efecto depresivos sobre el consumo y
sobre la producción; o se licúan las deudas dejando que
la inflación suba. Cualquiera de estas fórmulas o alguna
combinación de ellas comporta sacrificios que suponen
un largo tiempo de ajuste y, desde luego, el final de la
largueza con la que se han vivido los primeros años de
este siglo.

Pero hay más fuera de las deudas

En el caso de Europa hay que considerar también la
rigidez que le impone haber creado una zona que opera
con una única moneda que abarca a 17 naciones, entre
ellas las más granes de Europa. Un análisis superficial
de la solución que se necesita para superar este problema
es romper esta unidad y devolverle a algunas naciones la
posibilidad de operar con sus propios signos monetarios.
Pero esto no solucionaría nada porque el comercio intraeuropeo
es el más importante para Europa y se resentiría
de tal manera que dejaría débiles a las que hoy son sus
economías más fuertes. Vistas así las cosas, mantener 17
naciones alrededor del Euro es un imperativo
económico, pero también geopolítico, por razones que
no es el caso desarrollar en esta breve nota. El desafío
europeo es crecer amarrada al Euro, esto es, salir de su
sobreendeudamiento a partir de puras ganancias de
productividad o hacerlo pasando por un penoso proceso
de deflación que devuelva y fortaleza la competitividad
de su producción.
Pero hay más. Las economías emergentes en la periferia
no logran desacoplarse de los centros. Basta examinar a
la principal de ellas, China. La deuda pública de esa
nación se la estima en 70 por ciento del PIB, con
características poco recuperables en sus componentes
regionales. Además la inflación en aumento da señales
claras de su recalentamiento. Pero tal vez lo más
preocupante en este caso es el exceso de inversión que se
ha producido en los últimos años. El boom de la
construcción ha desarrollado verdaderos pueblos
fantasmas, donde sus lindos edificios están deshabitados
porque los precios de sus departamentos son muy
elevados para el nivel de ingresos de su población; pero
también hay un exceso de capacidad instalada para
producir bienes que tienen como destino a las naciones
de occidente en franca declinación. El mercado interno
de China no es un sustituto perfecto de los mercados de
exportación, por eso, más temprano que tarde, tendrá
que producirse un ajuste que iguale ofertas y demandas;
y es muy probable que este ajuste tenga que venir por la
vía de una deflación de precios en China que traerá
como consecuencia la caída de precios de las materias
primas que alimentan su producción.

Confianza, un bien escaso en la actualidad

El obstáculo más general para superar las dificultades
que agobian a la economía mundial es la pérdida de
confianza en la capacidad de los sistemas políticos para
encarar las decisiones que se necesitan. Para muestra
está el caso de los debates y la pobre solución a la que
arribó el congreso de los EE UU para resolver el
problema del techo de su endeudamiento estatal. Hay
que mencionar también la poca visión con la que los
líderes europeos han ido arribando a soluciones para
resolver la crisis de Grecia y el largo y tortuoso camino
que han seguido para establecer su mecanismo de
asistencia financiera, que está resultando insuficiente si
España e Italia entraran en problemas más serios. En la
China el misterio que rodea sus procesos de decisión les
salva de críticas, pero no de la incertidumbre sobre la
manera en la que resolverán sus problemas de
recalentamiento. En Sudamérica, los pobres resultados
de la cumbre de ministros de economía y presidentes de
bancos centrales que casi fracasa por haber pretendido
mezclar en sus decisiones una declaración sobre la
“crisis del capitalismo” ratifica cuán lejos está la región
de contar con hacedores de políticas públicas que
proyecten una más intensa relación comercial entre sus
países miembros.


FUENTE
FUNDACION MILENIO
http://www.fundacion-milenio.org/

Bancos más “fuertes”, economías más débiles

In ARTICULOS, BANCOS, ECONOMIA on agosto 16, 2011 at 3:51 pm

por Steve H. Hanke

 

Steve H. Hanke es profesor de economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins y Senior Fellow del Cato Institute.

 

El torpe establecimiento de oráculos, particularmente cuando se trata de hacer guerra, es común y está bien documentado. El profesor Bruce Kukclick, en su libro Intellectuals and War from Kennan to Kissinger (Oráculos ciegos: Los intelectuales y la guerra desde Kennan hasta Kissinger), ofrece argumentos persuasivos y una montaña de evidencia para apoyar esta tesis en las esferas de la política exterior y de la guerra. Sin embargo, este preocupante patrón no se limita a estas esferas. El libro del doctor Thomas Sowell, The Vision of the Anointed  (La visión del ungido), nos revela que a menudo los oráculos económicos siguen el mismo patrón de quienes habitan las oficinas del Departamento de Estado y el de Defensa.

Los funcionarios de la Tesorería y de la Reserva Federal de EE.UU., así como sus asesores y el equipo de periodistas, frecuentemente operan como si estuvieran ciegos frente a las potenciales consecuencias de sus prescripciones de políticas. Y porque el pensamiento de grupo reina en los círculos del establishment, los errores pueden continuar sin rectificación durante largos periodos de tiempo y ser catastróficos.

Actualmente estamos presenciando uno de estos errores. Desde el Pánico de 2008-09, si no desde antes, los organismos de regulación económica y financiera han estado presionando a los bancos para que recauden nuevos capitales y fortalezcan su hojas de balance. Y si los bancos no recaudan más capital, se les pide disminuir la cantidad de activos de riesgo (préstamos) en sus balances. Por otra parte, se nos dice que, para evitar futuras crisis, los bancos deben ser más fuertes. De una forma u otra, el porcentaje de capital como parte de los activos de los bancos (el coeficiente capital/activos) debe incrementar —entre más alto, mejor.

Prácticamente todos los personajes del establishment económico y financiero se han subido a este tren. El Presidente de la Fed, Ben Bernanke, y el Secretario de la Tesorería, Timothy Geithner, han sido importantes defensores de las pruebas de estrés para los bancos y de los mayores coeficientes de capital en relación a activos. El Gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha encabezado esto en Inglaterra. En el viejo continente, el Ministro de Finanzas de Italia, Giulio Tremonti y el Gobernador del Banco de Italia (Presidente encargado del Banco Central Europeo), Mario Draghi, han presionado frenéticamente a los bancos italianos para que recauden más capital y la mayoría —con la excepción de UniCredit, el mayor banco de Italia— han cumplido.

No es sorprendente que el Banco de Pagos Internacionales (BIS por sus siglas en ingles) —el “banco” de los bancos centrales— localizado en Basilea, Suiza, ha emitido las nuevas normas de capital con el nombre de Basilea III. Estas normas incrementarán los requerimientos de capital de los bancos de 4% a 7% de sus activos con riesgo ponderado. Y si eso no fuera suficiente, el Comité de Basilea acordó agregar a finales de junio un recargo del 2,5 por ciento encima del 7% para los bancos que se consideran demasiado grandes para quebrar. Para algunos, incluso estos obstáculos no son lo suficientemente altos. El Banco Nacional de Suiza quiere imponer un altísimo requisito del 19% a los dos bancos más grandes de Suiza, UBS y Credit Suisse. En junio, la cámara alta del parlamento suizo aprobó esa tasa. En EE.UU., los funcionarios de la Fed y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) también promueven recargos de capital para los bancos “grandes”.

Los oráculos han exigido coeficientes de capital/activos más altos para los bancos. Y eso es exactamente lo que han recibido. Basta con mirar lo que ha sucedido en la eurozona (véase el gráfico adjunto). Desde el inicio del Pánico de 2008-09, los bancos de la eurozona, bajo la presión política y anticipándose a Basilea III, han incrementado dramáticamente sus coeficientes de capital/activos. De hecho, el actual coeficiente más alto de capital/activos implica que los bancos de la eurozona hoy tienen cerca de 400 mil millones de euros más en capital de lo que hubieran  tenido si el coeficiente capital/activos se hubiese quedado donde estaba en agosto de 2008. Estos 400 mil millones de euros representan alrededor de 4,5% del total de la masa monetaria M3 de toda la eurozona en agosto de 2008.

Los oráculos han estallado en aplausos con el aumento de los coeficientes capital/activos. Ellos afirman que el tener más capital ha hecho que los bancos sean más fuertes y seguros. Aunque a primera vista esto parecería una conclusión razonable, aquí no termina la historia.

Para un banco, sus activos (dinero en efectivo, préstamos y valores) deben ser iguales a su pasivo (capital, bonos y obligaciones que el banco tiene con sus accionistas y clientes). En la mayoría de los países, la mayor parte de los pasivos de un banco (aproximadamente el 90%) son los depósitos. Dado que los depósitos pueden ser usados para hacer pagos, los depósitos son “dinero”. En consecuencia, la mayoría del pasivo de los bancos se constituye de dinero.

Para aumentar sus coeficientes de capital/activos, los bancos pueden aumentar el capital o reducir los activos. Si los bancos reducen sus activos, sus obligaciones por depósitos bajarán. En consecuencia, los saldos de dinero serán destruidos. Así que paradójicamente, en nombre de hacer que los bancos sean más seguros, el tratar de reducir el apalancamiento de los bancos y el tamaño de sus hojas de balance, destruye los saldos de dinero. Esto, a su vez, afecta la liquidez de las empresas y los precios de los activos. También reduce el gasto comparado a lo que habría sido sin mayores coeficientes de capital/activos.

La otra manera de aumentar la proporción de capital en los activos de un banco es a través de la obtención de capital nuevo. Esto también destruye dinero. Cuando un inversionista compra acciones de un banco en una nueva emisión, el inversionista intercambia fondos de un depósito bancario por nuevas acciones. Esto reduce el pasivo por concepto de depósitos en el sistema bancario y acaba con el dinero.

Al tratar de presionar a los bancos a que incrementen sus coeficientes de capital/activos para hacer a los bancos supuestamente más fuertes, los oráculos han hecho a sus economías (y tal vez a sus propios bancos) más débiles.

El profesor Tim Congdon muestra de forma convincente en su libro Central Banking in a Free Society (La banca central en una sociedad libre) que el incremento descontrolado de los coeficientes de capital/activos de los bancos disminuye el crecimiento de las medidas amplias de la oferta monetaria. Además, dado que el dinero domina, el crecimiento económico se verá afectado negativamente si los bancos se ven obligados a aumentar sus coeficientes de capital/activos.

La manía de aumentar el capital en la eurozona y sus consecuencias son claras. La tasa de crecimiento de la medición amplia del dinero (M3) ha disminuido en la región desde el inicio del Pánico de 2008 -09 y actualmente se encuentra apenas por encima de cero. El caso de Grecia es impactante, con una contracción del M3 a un ritmo anual del 10%. Italia recientemente sacudió los mercados. Aunque no está al borde de un espiral de muerte, como Grecia, ha entrado en la zona de peligro, con tasas crecimiento de M3 en territorio negativo. Mientras que la fuga de capitales (retiro de depósitos) está en pleno apogeo en Grecia, a medida que el final se aproxima, esto todavía no se ve en Italia (véase gráfico adjunto). Debemos mantener la mirada sobre los depósitos italianos.

 

La aceptación religiosa de los mayores coeficientes de capital/activos para los bancos por parte de los oráculos, en medio de la recesión más severa desde la Gran Depresión, ha sido un gran error.  A pesar de que tal vez hizo a los bancos temporalmente “más fuertes”, ha contribuido en gran medida al deterioro de los indicadores de la oferta monetaria y a un crecimiento económico anémico.  Las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la eurozona, Grecia e Italia para el 2012 parecen ser demasiado optimistas (véase el cuadro adjunto). Hasta que los oráculos entren en razón y dejen de requerir cada vez mayores coeficientes de capital/activos, podremos esperar todavía escaso crecimiento (o contracción) de la oferta de dinero, economías débiles, crecientes problemas de deuda, continua volatilidad en los mercados y un deterioro en los niveles de confianza.

Este artículo fue publicado originalmente en la revista Globe Asia, agosto de 2011.

Referencias:

Tim Congdon, Central Banking in a Free Society, Londres: Institute of Economic Affairs, 2009.

Bruce Kuklick, Blind Oracles: Intellectuals and War from Kennan to Kissinger, Princeton, New Jersey: Princeton University Press, 2006.

Thomas Sowell, The Vision of the Anointed: Self-Congratulation as a Basis for Social Policy, New York: Basic Books, 1995

 

http://www.elcato.org

El poder económico: Mitos y realidades

In ARTICULOS, ECONOMIA on agosto 16, 2011 at 3:35 pm

por Manuel Hinds

 

Manuel Hinds es ex Ministro de Finanzas de El Salvador y co-autor de Money, Markets and Sovereignty (Yale University Press, 2009).

 

Durante los últimos años —desde 2004-2005— varios países de Latinoamérica han disfrutado de aumentos muy pronunciados en las tasas de crecimiento de sus exportaciones y de sus economías en general (el PIB).

Sin excepción sus gobiernos han atribuido estas tasas de crecimiento a lo que ellos piensan son sus excelentes políticas económicas. Desgraciadamente, los indicadores de competitividad de todos estos países (con la excepción de Chile y en algunos aspectos de Colombia), han caído durante estos años, de modo que las tasas más altas de crecimiento no pueden atribuirse a mejoras en las políticas.

En realidad estas tasas han sido el resultado de la suerte. Durante estos años los precios de los productos primarios han experimentado un fuerte boom, que es lo que ha impulsado las exportaciones y el PIB en los países que los producen. Eche un vistazo a la gráfica 1 y vea cómo las exportaciones de la región han subido, bajado o estancado de acuerdo a los precios de los productos primarios. Los presidentes Chávez, Correa, Kirchner, Lula, Rousseff, Lugo y Ortega, entre otros, han presumido de tener un nuevo modelo económico sumamente exitoso. Nunca, sin embargo, han podido explicar cuál es ese modelo porque, en realidad, lo que han tenido es pura suerte.


Fuente: World Development Indicators, World Bank.

Esa suerte, sin embargo, parece estar llegando a su fin. Para ver por qué, mire la gráfica 2, que muestra cómo los precios de los productos primarios dependen en gran medida de las importaciones de EE.UU. Crecen cuando estas importaciones crecen, y decrecen cuando ellas caen. Esto es así porque una enorme cantidad de productos primarios terminan siendo importados por EE.UU., directamente o a través de otros países (principalmente China) en donde se convierten en bienes industriales. Es decir, la suerte que todos estos caudillos latinoamericanos han tenido es que EE.UU. ha importado enormes cantidades de bienes y servicios en sus períodos —un hecho un poco incómodo para la mayoría de ellos, que se consideran enemigos de EE.UU.


Fuente: International Financial Statistics, FMI.

La suerte está llegando a su fin porque los precios de los productos primarios están bajando muy rápidamente en el mundo entero como consecuencia de que cada vez está más claro que EE.UU. tendrá que hacer un ajuste en su economía, que resultará en una caída en sus importaciones. Esto causará en estos países, que en un tiempo se consideraron más fuertes que EE.UU. y Europa, una recesión muy dura.

Los países del Alba y algunos amigos han decidido juntarse para contrarrestar los efectos de esta caída. ¿Qué podrían hacer? Desgraciadamente, no mucho, a pesar de que mucha gente, por razones ideológicas, cree o quisiera creer que son el motor económico del mundo.

La manera de contrarrestar la caída en las compras de EE.UU. sería aumentar las compras de estos países. Es decir, entre todos ellos deberían decidir comprar a Venezuela y Ecuador todo el petróleo que ahora EE.UU. y China no comprarán como resultado de la recesión en EE.UU., y todo el cobre que Chile ya no venderá a esos países, y toda la soya que China ya no comprará de Brasil y de Argentina, y todos los metales que no comprarán de Perú y Bolivia, y así.

Como se ha dicho que Brasil es la nueva potencia económica mundial, más fuerte que EE.UU. y que Europa, es a Brasil al que todos los otros países volverían a ver en esa reunión. Esta es la oportunidad. El poder comprar todo lo que EE.UU. compraba y no comprará más demostraría que Brasil es realmente tan poderoso como EE.UU. Esta cantidad puede estimarse como la cantidad en la que las importaciones anuales de EE.UU. aumentaron de 2004, un año en el que las cifras eran sostenibles, a 2010, cuando ya era claro que EE.UU. no podría seguir gastando tanto. Esta cifra, sólo el aumento de 2004 a 2010, es aproximadamente 700.000.000.000 (setecientos mil millones) de dólares anuales. Las exportaciones totales de Brasil en 2004 eran de 109 mil millones, de tal modo que Brasil tendría que importar por año siete veces todo lo que exporta para poder compensar al mundo por la caída en las compras de EE.UU. y así ser motor de la economía mundial (uso cifras de 2004 porque EE.UU. habría bajado a importar cerca de la cifra de ese año). La diferencia entre sus exportaciones y sus importaciones siete veces más grandes las tendría que cubrir con deuda. Es obvio que Brasil no lo podría hacer. Ya ahora su deuda es de 60 por ciento del PIB. Brasil diría que todos tendrían que contribuir.

Pero todos juntos los de Alba y sus amigos (Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, Paraguay, Perú y Venezuela) exportaban sólo 220 mil millones de dólares en 2004, de modo que tendrían que importar anualmente más de tres veces lo que estarían exportando, endeudándose por la diferencia. Como en realidad estos países no necesitan comprar estos materiales, lo tendrían que hacer para acumularlos en enormes bodegas, incurriendo en enormes déficits financieros y aumentando sus impuestos para pagarlos, todo esto en el nombre de la solidaridad del socialismo del siglo XXI.

Es decir, ellos tendrían que usar todos los dólares que les entrarían por sus exportaciones al resto del mundo para subsidiar las exportaciones de los otros, comprando cosas que no necesitan por pura solidaridad. En el proceso, dejarían de importar todo lo que necesitan para sus poblaciones. Tampoco lo podrían hacer porque sus deudas ya son muy altas, también. Entonces, tendrán que aceptar que los precios de los productos primarios caerán, y que tendrán una seria recesión. Hoy les harán falta los recursos que han botado demagógicamente.

Así se terminan las leyendas.

Este artículo fue publicado originalmente en El Diario de Hoy (El Salvador) el 8 de agosto de 2011.

Gurú anticipa una recesión global

In BOLIVIA, CRISIS ECONOMICA, ECONOMIA on agosto 16, 2011 at 12:18 pm

Culpa de la crisis de EEUU al ex presidente George W. Bush y su política de despilfarro.

 

RIESGO Afirma que es una suerte que el país del norte no haya caído todavía en una gran depresión.

Página Siete /La Paz – 15/08/2011

 

      El economista de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini, quien predijo la actual crisis financiera, aseguró en una entrevista concedida a The Wall Street Journal que el riesgo de una recesión global es mayor al 50% y que los próximos dos o tres meses revelarán el verdadero rumbo de la economía internacional.
      El experto, en la referida entrevista, da la razón a Karl Marx y sus predicciones teóricas sobre la crisis del capitalismo y condena al ex presidente George W. Bush por ser, en su opinión, el autor de la actual crisis fiscal en EEUU, que ha causado un remezón en todo el orbe.
      En lo que respecta a la crisis fiscal, Roubini asegura que “obviamente es la culpa de George Bush. Cuando Obama asumió el poder, heredó un déficit presupuestario de 1,2 billones (millones de millones) de dólares… y cuando Bush llegó al poder había un superávit de 300 mil millones de dólares. Decidimos recortar los impuestos, pero no pudimos hacerlo en 2001-2003, gastamos dos billones de dólares en dos guerras que no se podían ganar, duplicamos el gasto discrecional… añadimos prestaciones sociales como beneficios de Medicare para comprar medicamentos y luego tuvimos un enfoque laissez-faire para la supervisión de la regulación financiera, causamos la mayor crisis financiera de la historia, lo que implicó un enorme incremento del déficit porque teníamos el déficit de la recesión y teníamos el costo fiscal de rescatar a las instituciones financieras. Por lo tanto, tuvimos cinco factores que llevaron a que pasáramos de un enorme superávit a un enorme déficit”.
      “Teníamos armas y mantequilla, y bajos impuestos. No funciona. Él (Bush) heredó el desastre. Tuvimos suerte de no caer en una gran depresión”, aseguró.

Magnate pide a ricos que tributen más

Warren Buffett, el tercer hombre más rico del mundo según la revista Forbes, pidió ayer que Washington “deje de mimar” a los multimillonarios como él y que les suba los impuestos.

“Mientras las clases pobre y media luchan por nosotros en Afganistán y mientras la mayoría de los estadounidenses luchan por llegar a fin de mes, nosotros, los super-ricos, seguimos teniendo extraordinarias exenciones fiscales”, escribió el magnate en un editorial publicado ayer por el diario The New York Times.

Precisó haber pagado el pasado año 6,9 millones de dólares en impuestos. “Suena como mucho dinero, pero lo que pagué fue sólo el 17,4 por ciento de mi renta imponible, y eso es realmente más bajo de lo que pagó cualquiera de las otras 20 personas en nuestro despacho”, dijo. Sus empleados, en cambio, tributaron entre un 33 y un 41 por ciento, y un promedio del 36 por ciento, dijo (ANSA).

La venta de minerales a EEUU subió en 50%

In BOLIVIA, ECONOMIA, MINERIA on agosto 16, 2011 at 12:05 pm

EEUU. El valor de las exportaciones mineras a los Estados Unidos durante el primer semestre aumentó en 50%

La Razón – Wálter Vásquez – La Paz

 

De enero a junio del 2010, EEUU, Corea del Sur, Japón, China, Bélgica y Perú concentraron el 70% de las exportaciones mineras de Bolivia, las cuales incrementaron su valor en 31,44%. Al intensificar su demanda, EEUU le arrebató a Corea el liderazgo como principal destino de las ventas.

Así lo revela el Boletín Estadístico Minero Metalúrgico Enero-Junio 2011 del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM). El documento señala que las exportaciones en este rubro se destinaron a 55 países del mundo. Estados Unidos (EEUU), Corea del Sur, Japón, China, Bélgica y Perú demandan el 69,96% del volumen total de las ventas mineras de Bolivia (ver infografía).

Según el informe, las exportaciones a EEUU crecieron en valor en poco más del 50%, mientras que las ventas a Corea del Sur (segundo país de destino) se recuperaron durante el primer semestre en sólo un 11,51%, siendo que el 2010 éstas cayeron en 41,42%.

A decir del  exministro de Minería Dionisio Garzón, el crecimiento de las ventas a los EEUU se explica porque las principales empresas mineras que operan en Bolivia están conformadas en su totalidad, o parcialmente, por capitales estadounidenses.

“Las empresas que explotan minerales en Bolivia están dirigiendo su producción a sus mercados naturales, ya sea por el cumplimiento de los contratos a largo plazo que suscribieron con anterioridad o por una intensificación de la actividad industrial en ese país”, explicó la exautoridad.

Mercados. El boletín del MMM indica que el 38% de la producción minera del país se comercializó en el continente americano; un volumen similar se destinó a Asia; el 20% se exportó a Europa; y un 4% a Oceanía y África. La minería mediana aporta el mayor valor de la producción: 55,8%; la minería chica y cooperativas el 36,73%; y la estatal sólo con el 7,45%.

El continuo incremento del precio de las materias primas en los mercados internacionales continuó favoreciendo los ingresos del país, puesto que el valor de las exportaciones mineras marcó un nuevo récord de $us 1.679 millones durante el primer semestre de esta gestión, según la información del Boletín Estadístico.

Datos del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) destacan que cinco empresas del sector minero (cuatro privadas y una estatal) están en la nómina de los 50 principales contribuyentes al Tesoro General de la Nación (TGN).

El aporte total al fisco fue de Bs 599,3 millones ($us 85,98 millones), cifra que registró un incremento de 245,9% en relación a similar período del 2010. Para Garzón, la mayor contribución tributaria de las empresas mineras al fisco se debe “básicamente a una cuestión de precios”.

Sin embargo, las cifras pueden verse afectadas en el segundo semestre de la gestión, luego de que el temor a una crisis financiera internacional y la rebaja en la calificación de riesgo de EEUU provocara el desplome de los precios de los minerales y del petróleo en los mercados internacionales.

Valor de la producción sube en 43%

El valor de la producción de minerales concentrados de enero a junio de este año se incrementó en 43% en relación a similar período del 2010, mostrando el buen momento por el que pasa la minería, según datos del Ministerio de Minería. El valor de la producción minera llegó a $us 1.770,57 millones, mientras que el 2010 éste fue de $us 1.236 millones.

Cae producción de cinco de los 10 principales minerales

Los volúmenes de cinco de los 10 principales minerales que produce Bolivia cayeron durante el primer semestre de este año. El oro, por su parte, pese a contar con altos precios en los mercados internacionales, mantuvo su producción en los mismos niveles.

Así lo señala la información  publicada en el Boletín Estadístico Enero-Junio 2011 del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM). Según los datos, la producción de bismuto se redujo en 66,7%; la de antimonio en 34,2%; la de wólfram en 19,6%; la de plata en 9,1%; y la de cobre en 0,9%.

El oro —actualmente uno de los principales refugios de valor en el mundo— subió su producción sólo en 0,4%. La onza troy del mineral llegó ayer a $us 1.738.

Regiones recibirán 30% más de regalías

El buen momento por el que pasa el sector minero generó en el primer semestre del 2011 un 30% más de regalías para los gobiernos subnacionales. Sin embargo, sólo cuatro de los departamentos reinvirtieron el 10%  de estos recursos en exploración.

Según datos del Boletín Estadístico Minero Metalúrgico del Ministerio de Minería, de enero a junio de este año las regalías mineras para municipios y gobernaciones se incrementaron en 29,38%, en relación a similar período del 2010 (ver infografía).

Para el exministro de Minería Dionisio Garzón, la mayor cantidad de recursos debería impulsar la prospección minera para que en el corto plazo la actividad en el país no entre a una etapa “crítica” por falta de nuevos yacimientos.

La actual Ley Minera 3787 obliga a las gobernaciones a invertir “al menos” el 10% de las regalías mineras que reciben en actividades de exploración y en la reactivación productiva del sector.

Sin embargo, según el director general ejecutivo del Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas (Sergeotecmin), Hugo Delgado, sólo cuatro departamentos (Potosí, La Paz, Cochabamba y Oruro) tienen inscritos proyectos de exploración en este rubro.

“A partir de este año, Sergeotecmin está tratando de hacer prospección y exploración en yacimientos no tradicionales con sólo un presupuesto de Bs 3,5 millones”, dijo Delgado a La Razón. El monto de inversión, agregó, deberá ser utilizado para levantar una carta geológica del país y para prospección minera básica.

 

http://www.la-razon.com

Banco Mundial asegura que las economías afrontan una “nueva zona de peligro”

In CRISIS ECONOMICA on agosto 15, 2011 at 11:36 am

El presidente del organismo, Robert Zoellick, aludió a que esto se debe a la combinación de elementos de “fragilidad” ya existentes y a la pérdida de la confianza de los inversores.

 

SIDNEY.- El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, advirtió hoy que las economías y los mercados afrontan una “nueva zona de peligro” por la pérdida de la confianza en el “liderazgo económico de países claves”.

Zoellick aludía, en una presentación en la cena anual de la Sociedad Asia en Sidney, a la combinación de elementos de “fragilidad” ya existentes sumados a la pérdida de la confianza de los inversores ante los problemas de la deuda en Europa y Estados Unidos.

Zoellick instó a adoptar acciones para devolver la seguridad y a reflexionar en cómo traducirla en “la confianza de los empresarios y de los consumidores”.

El presidente de la institución financiera también acotó que la compra de bonos por parte del Banco Central Europeo de los países del euro con problemas en los mercados de deuda resolverá los problemas de liquidez, pero consideró que “alguien tiene que hacer frente a lo fundamental”.

Respecto a China, Zoellick consideró que la reciente tasa de inflación registrada en julio en el gigante asiático de 6,5 por ciento, la mayor subida de precios en 37 meses, probablemente haya motivado una apreciación del yuan.

Asimismo alertó de que si la inflación china alcanza un 9 ó 10 por ciento podría causar problemas de liderazgo en ese país. Por otro lado, Zoellick calificó los mercados emergentes como una oportunidad de crecimiento.

“Alrededor de la mitad del crecimiento se debe a los mercados emergentes”, cuando en la década de 1990 esta proporción era solamente de un 20 por ciento.

En otro momento, Zoellick reiteró su apuesta por los tratados de libre comercio y confió en que el Congreso estadounidense apruebe los tres pendientes y largamente postergados con Corea del Sur, Colombia y Panamá.

Zoellick llegó a principios de semana a Australia para participar en una serie de actos, entre ellos la reunión anual que celebran los gobiernos de Washington y Canberra.

 

http://www.emol.com

Disminuye la mora y crecen en 39.370 los prestatarios

In BANCOS, BOLIVIA on agosto 12, 2011 at 12:24 pm

FINANCIAMIENTO Los recursos que no fueron devueltos por quienes accedieron a créditos alcanza a $us 147 millones (1,9% de la cartera) uno de los más bajos desde 2001

Página Siete / La Paz – 12/08/2011

      La mora del sistema financiero, es decir los recursos que los prestatarios no pudieron honrar, se situó en 147 millones de dólares, en el primer semestre del año, uno de los niveles más bajos de los últimos años.
      L a Autoridad de Supervisión y Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI), informó que a diciembre de 2005 esta variable alcanzaba a 339 millones de dólares y desde entonces fue reduciéndose paulatinamente (ver infograma).
      La entidad atribuye el descenso de la mora (1,9% de la cartera total) a un mayor grado de cumplimiento de sus obligaciones de los prestatarios, al dinamismo de la actividad económica en el país y a la confianza de la población en el sistema.
      Según ASFI este indicador en los bancos se sitúa en 2,2% de los préstamos otorgados; en las entidades de microfinanzas en 1%; en las mutuales en 3,3% y en las cooperativas en 2,2%.
      Además, para hacer frente a un eventual incumplimiento en el pago de obligaciones, el sistema financiero constituyó hasta los primeros seis meses del año previsiones por 274,1 millones de dólares.
      Este monto supera el de la cartera en mora, con lo cual el índice de cobertura se encuentra en 132% (previsiones específicas), situación que destaca la salud del sistema de intermediación financiera y una buena gestión de riesgos en las entidades financieras, acompañada de una adecuada supervisión.

Prestatarios

      Los datos de la ASFI revelan que en el primer semestre los préstamos canalizados por el sistema pasaron de 6.767 a 7.602 millones de dólares entre diciembre de 2010 y junio de 2011.
      El número de prestatarios se incrementó de 860.433 a 899.813 en el mismo período.
      Según el Banco Central de Bolivia el crédito continuó siendo impulsado principalmente por los préstamos a empresas, que hasta mayo representaba cerca del 70% del saldo total de la cartera del financiamiento otorgado por el sistema. financiero.

Brasil espera un “contagio” de la crisis

In BRASIL, CRISIS ECONOMICA, ECONOMIA on agosto 12, 2011 at 12:22 pm

RESERVASEL coloso sudamericano superó los 350 mil millones de dólares en reservas internacionales.

ANSA / Sao Paulo – 12/08/2011

 

      La presidenta Dilma Rousseff afirmó ayer que está “preocupada y atenta” por un posible contagio de la crisis en Estados Unidos y Europa, pero sostuvo que Brasil le hará frente al escenario mundial no con recesión ni a la defensiva, sino con generación de empleos y una mayor industrialización del país.
      La actual séptima economía mundial, según informó ayer el Banco Central, tiene reservas internacionales por 350.880 millones de dólares, de los cuales 62.300 millones fueron obtenidos desde el 1 de enero, cuando asumió Rousseff.
      “Pasamos la crisis de 2008 y actualmente estamos más fuertes para enfrentar la crisis. No vamos a enfrentar la crisis con recesión, vamos a enfrentarla con más proyectos, con más reservas internacionales; llegamos a los 350 mil millones de dólares de reservas”, sostuvo.
      Rousseff defendió la industria nacional y cargó contra Estados Unidos y Europa, sin citarlos, por haber rescatado en la crisis de 2008 al sistema bancario.
      Para la Presidenta brasileña, economista especializada en temas energéticos y con perfil desarrollista, “la crisis de 2008 se produjo por la desregulación del sistema financiero y al endeudamiento de las personas”. “Y en lugar de rescatar a las personas, se han rescatado a los sistemas financieros”, sostuvo.
      Pero Rousseff también teme por China, su principal socio comercial.
      Para el Gobierno, China puede ser contaminada por las turbulencias estadounidenses, que se suman a la creciente inflación, lo que repercutirá en el comercio con Brasil. Con 36.000 millones de dólares de balanza comercial en 2010, China es el mayor socio comercial de Brasil, con superávit para los sudamericanos.
      Rousseff dijo ante los empresarios que no habrá recesión.

Unasur busca medidas contra el remezón

Los ministros de Economía de Unasur se reunirán hoy en Buenos Aires para coordinar posibles respuestas unificadas de la región ante la crisis global.

Se buscan “medidas conjuntas, que sirvan como base para la construcción de una arquitectura financiera regional que consolide la solvencia externa frente a la inestabilidad de los mercados internacionales”, señala el programa del encuentro.

Los ministros se reunirán en el marco de los coletazos de la caída de los mercados tras la bajada de la nota de la deuda de EEUU, la primera economía mundial, y en medio de la crisis de varios países de Europa.

“La fragilidad que mostró el sistema político de EEUU con el riesgo de default debilita su rol en América Latina, potenciando la importancia regional de Brasil y el rol de China en lo extrarregional”, señaló el consultor y analista político Rosendo Fraga a la AFP.

La crisis en EEUU afecta a tres rubros en Bolivia

In BOLIVIA, ECONOMIA on agosto 12, 2011 at 12:17 pm

Álvaro García L. – El Presidente en ejercicio del Estado considera que la crisis de la deuda que sufre Estados Unidos tendrá un efecto moderado en el país. En su argumento, las políticas económicas de los últimos años colocan a Bolivia en buenas condiciones, con una buena base, aunque de manera insuficiente, para hacer frente a la crisis financiera que preocupa al mundo.

 

¿Está Bolivia preparada para un eventual contagio de la crisis estadounidense?
— La economía mundial más importante, la norteamericana, (está) en crisis. En un sistema común eso va a generar efectos en todos los países. Unos tendrán efectos más devastadores, otros de mediana consideración y otros de moderado efecto.
Estamos trabajando para ser uno de los países en que esa crisis financiera norteamericana y en parte europea tenga un efecto moderado. Ya tuvimos una experiencia el 2008, debido a otro tipo de efectos económicos, pero que también generaron una crisis económica: incremento de materias primas, luego caída con una recesión, y supimos soportar debido a ciertas características de la economía boliviana contemporánea.
Primero, no es una economía vinculada a los mercados financieros de manera directa y plena; eso en estas circunstancias es una virtud. En segundo lugar, es una economía que no depende exclusivamente de los mercados externos; dependemos de lo nuestro, de tal manera que nuestro crecimiento en el 2008 —cuando otros países de América Latina cayeron también en crisis y decrecieron — fue favorable. Tuvo la tasa de crecimiento más importante del continente, porque buena parte de su economía y de su dinámica se sostenía en el mercado interno, y eso fue una virtud. No es que estábamos aislados; al contrario, hemos triplicado las exportaciones, pero también hemos potenciado el mercado interno, de tal manera que cuando hubo una caída de las materias primas, el mercado interno sostuvo la economía.
Otra de las virtudes… En términos porcentuales en el mundo y en América Latina nuestras reservas internacionales son una de las más elevadas en función de nuestro PIB (Producto Interno Bruto) per cápita, eso hace que por cada individuo que existe en el país hay una reservita que en términos porcentuales a nuestro PIB es un apoyo sustancial. También ayuda que nuestra deuda en relación al PIB tenga tasas moderadas bajas.
Son elementos de política economía de los últimos años que nos colocan en buenas condiciones, aunque no suficiente.
El presidente Evo Morales (dio) otros cinco ejes, lo que estaba leyendo en La Razón: Diversificar materias primas, potenciar el mercado interno, acelerar la industrialización, mantener y ampliar la redistribución de la riqueza y el gasto público. Otras sociedades contraen el gasto público y contraen derechos sociales; nosotros no. Vamos a mantener el gasto público y vamos a sostener la distribución de la riqueza para seguir como derecho, sino también como mecanismos para dinamizar el mercado interno. Son medidas que, a la base estructural que tenemos más esto, creemos, apostamos, que nos coloca en mejores condiciones que otros países para soportar los embates de la crisis financiera norteamericana y que los efectos en el país sean moderados
Ahora, uno no es mago tampoco, pero cuando uno oye, revisa, cuando, oye otras interpretaciones, consulta internamente externamente, llega al convencimiento que son medidas saludables que se están tomando y tenemos un pequeño colchón de protección igualmente razonable para que seamos un país de efecto moderado de la crisis financiera.
— Si eventualmente llegara la crisis al país, ¿cuál sería el factor económico que sufriría más, reservas o remesas?
— Exportaciones. Habíamos calculado que este año podríamos estar recibiendo de exportaciones de $us 7.000 millones a $us 8.000 millones. Imagínense, porque entramos al país recibiendo $us 2.400 millones. Eso es lo que podría tener una caída, las exportaciones; eso repercute en el conjunto de la actividad económica.
¿Bajará a cuánto? No sabemos. También va a haber algún efecto seguramente en las remesas. El 2008 hubo una caída de $us 1.000 millones a $us 800 millones de remesas que venían del exterior; ahora podría darse algo así. Eso también puede tener efecto moderado en nuestra economía.
Esos van a ser los efectos más rápidos que podemos ver: en exportaciones, remesas que vienen del exterior del país, y en ingresos del Estado, como el gas.

 

Periodista(s): Rubén D. Atahuichi L. – La Paz www.la-razon.com

Reservas Internacionales Netas de Bolivia crecen más de 500%

In BOLIVIA, ECONOMIA, RESERVAS INTERNACIONALES on agosto 11, 2011 at 12:17 pm
Las Reservas Internacionales Netas (RIN) de Bolivia marcaron en los últimos cinco años y medio un crecimiento histórico de más de 500 por ciento, al pasar de 1.700 millones de dólares en 2005, a 11.042 millones de dólares en julio de 2011.

Según informes del gobierno y del Banco Central de Bolivia (BCB), desde 2005, un año antes de que asumiera el presidente boliviano Evo Morales, a la fecha, se ha logrado ahorrar 9.342 millones de dólares, lo cual representa un crecimiento de 549 por ciento.

Esta cifra que garantiza la estabilidad del país para encarar proyectos y tener acceso a créditos multi y bilaterales, coincidieron por separado el gobierno, analistas y el BCB.

El incremento de las RIN se originó en los últimos años, principalmente por las exportaciones de gas de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), los desembolsos de créditos externos, las remesas de ayuda familiar y las exportaciones mineras.

Según el presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Wilfredo Rojo Parada, el saldo en la balanza comercial positivo ayudó a generar 77 por ciento de los dólares en el incremento de las RIN, las que además se incrementaron gracias a la alta cotización del oro.

El presidente del IBCE señaló que en los últimos cinco años Bolivia acumuló una considerable cantidad de dinero en exportaciones, lo que le permitió también incrementar su nivel de importaciones.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del BCB, durante los últimos cinco años de las exportaciones, menos las importaciones acumuladas, dejó un saldo comercial positivo de más 7.000 millones de dólares.

En la gestión 2010, la inversión de las reservas internacionales generó ingresos por 48,2 millones de dólares, equivalentes a una tasa de retorno de 0,58 por ciento, en un escenario de mercados financieros internacionales con tasas de interés históricamente bajas.

Parte de estos ingresos fueron a financiar los gastos del Bono Juana Azurduy.

En 2010 los principales flujos de incrementos de las reservas fueron la exportación de gas de YPFB con 1.748 millones de dólares, los desembolsos de crédito por deuda externa (426 millones de dólare), las remesas de ayuda familiar (239 millones de dólares) y las exportaciones de la Empresa Metalúrgica Vinto (229 millones de dólares).

El presidente Morales se ha referido en reiteradas oportunidades a Bolivia como un país solvente, con capacidad de endeudamiento para encarar proyectos de infraestructura, de desarrollo industrial y agropecuario gracias al ahorro de los últimos cinco años.

“En los gobiernos neoliberales en más de 20 años hasta el 2005 lograron ahorrar 1.700 millones de dólares. Y ahora en cinco años de gobierno del pueblo ahorramos más de 9.000 millones de dólares, por eso ahora tenemos más de 11.000 millones de dólares”, afirmó el mandatario.

Representa más de la mitad del PIB

El analista económico Luis Ballivián explicó a Xinhua que la cifra actual de las RIN representa 56 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) boliviano.

El PIB boliviano cerró 2010 en 137.876 millones de pesos bolivianos (unos 19.700 millones de dólares).

Como porcentaje del PIB, Bolivia tiene las reservas internacionales más altas de la región.

“El incremento en el valor de las exportaciones de gas natural a Brasil y Argentina favoreció el crecimiento de las RIN, ahora las exportaciones de minerales por los buenos precios internacionales también tuvieron su gran aporte”, aseveró el economista.

Según el analista, si Bolivia hubiera sido más atrevida para comprar oro para las reservas, el crecimiento sería mayor.

Las reservas hasta julio de este año alcanzan 11.042 millones de dólares, de los cuales sólo 2 por ciento está invertido en bonos de Estados Unidos, el equivalente a unos 220 millones de dólares.

De igual manera 14,7 por ciento de las RIN se encuentra en euros, que representa 1.180 millones de dólares, el resto se halla invertido en oro que hasta la fecha se cotiza en 1.560 la onza troy.

El presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, dijo que más de la mitad de las RIN del país están en dólares, pero se pretende diversificar aún más con la compra de euros, invertir en oro o en moneda nacional.

El 66,2 por ciento de las reservas están en dólares, 16,7 por ciento en oro, 14,7 por ciento en euros y 2,4 por ciento en otros valores.

Zabalaga espera que la situación crítica de los estadounidenses no afecte al dólar y por tanto a las reservas.

Sin embargo señaló que el riesgo de una eventual crisis internacional de la moneda estadounidense obligó al gobierno boliviano a considerar la posibilidad de cambiar la estructura de las RIN, con la finalidad de evitar posibles daños al valor de las mismas.

RIN y el desarrollo

El Banco Central de Bolivia (BCB) tiene en su presupuesto el desembolso 1.000 millones de dólares, de los más de 11.000 millones de dólares de reservas para proyectos de desarrollo industriales estatales.

El presidente Evo Morales decidió sin embargo acelerar el uso de 3.000 millones de dólares de las RIN, para lo cual el Órgano Ejecutivo elabora el proyecto de ley que autorizará al Banco Central de Bolivia al desembolso de acuerdo a requerimiento de los proyectos de desarrollo.

El vicepresidente boliviano Alvaro García dijo que antes de partir a China, el jefe de Estado Evo Morales instruyó reuniones con el Banco Central y los ministerios del área para afinar el proyecto de ley que será enviado a la Asamblea.

“Vamos a utilizar entre 2.000 hasta 3.000 millones de dólares en proyectos estrictamente productivos de ejecución inmediata”, especificó Alvaro Garca.

En la actualidad se destinan 1.000 millones de dólares para financiar proyectos en los sectores estratégicos de hidrocarburos, electricidad, minería e infraestructura, según el titular del BCB Marcelo Zabalaga.

La Ley Presupuesto General del Estado 2011 autoriza al administrador de las RIN otorgar hasta un tercio de las reservas en créditos a las empresas estratégicas como YPFB, la Empresa Nacional de Electricidad y la Corporación Minera de Bolivia.

El analista económico Rodrigo Gutiérrez consideró acertada esta política crediticia, por considerar que es importante movilizar el ahorro interno para generar empleos a intereses bajos y en favor de los propios bolivianos.